Compartir
Publicidad

Estirar el cuello de forma correcta

Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El cuello es una de las partes más delicadas del cuerpo y una de las más afectadas a la hora de acumular tensión en esta zona, por ello es necesario que la tengamos muy en cuenta cuando vayamos a entrenar. Es necesario que el cuello esté bien estirado y calentado, ya que de esta forma lograremos que aguante mucho mejor el ejercicio y evitemos la acumulación de tensión en esta zona, algo que a la larga acabará por causarnos una lesión. A pesar de todo, la mayoría de nosotros no sabemos cómo estirar correctamente el cuello. En Vitónica vamos a ver como se debe hacer.

Estirar el cuello no es algo tan sencillo como puede parecer, pues en la mayoría de los casos lo que hacemos es simplemente estirar los laterales mediante giros de cabeza sin reparar en la parte trasera y delantera. El cuello es todo, por delante y por detrás, y todo se sobrecarga con el ejercicio, por lo que debemos estirarlo en su totalidad. Para conseguirlo solo vamos a tener en cuenta dos ejercicios que nos servirán para este menester.

Un estiramiento básico de cuello es en el que vamos a tocar la parte lateral y trasera de esta zona del cuerpo. Para la ejecución de este estiramiento simplemente nos vamos a colocar de pie, con la espalda recta mirando al frente. En esta postura vamos a inclinar la cabeza hacia un lado, de modo que notemos como se estira la parte contraria del cuello por donde no estamos doblándolo. En esta postura, y cuando estemos estirados del todo giraremos ligeramente la cabeza hacia el pecho. Este giro lo debemos realizar sin perder la postura de estiramiento que habíamos mantenido. Debemos hacer este movimiento unas tres veces durante veinte segundos por cada lado del cuello. Con ello conseguiremos aliviar tensiones y activar la circulación de la parte lateral y trasera del cuello, las que suelen verse más afectadas por el ejercicio y el día a día.

Otra zona que no solemos tener en cuenta a la hora de estirar el cuello es la parte delantera del mismo. Como no suele dolernos lo que hacemos es dejarla de lado y pasar de ella, cuando es necesario que la parte delantera del cuello se encuentre en plena forma. La manera de estirarla será la siguiente: nos colocaremos de pie, mirando al frente y la espalda recta, en esta postura y con los brazos colocados por detrás del cuerpo elevaremos la cabeza hacia atrás, de modo que la acabemos poniendo como si estuviésemos mirando hacia arriba. Notaremos como se estira la parte delantera del cuello, por lo que mantendremos la postura durante unos veinte segundos. Debemos realizar esto unas tres veces seguidas.

Es importante que hagamos esto antes y después de entrenar. Lo podemos hacer todos los días, ya que el cuello es una de las partes que más sufre y donde se acumula una gran tensión a causa del ejercicio. Mantenerlo libre de tensiones es una garantía de salud y fortaleza del mismo.

Video | Youtube/ canalvivesoy

En Vitonica | Estiramientos básicos (I): El cuello y los hombros
En Vitonica | Músculos del cuello sanos para un mayor rendimiento
En Vitonica | Un cuello fuerte para rendir más en los entrenamientos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos