Compartir
Publicidad

La forma de actuar tras un calambre muscular

La forma de actuar tras un calambre muscular
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente que en más de una ocasión hemos padecido un calambre a la hora de practicar deporte. Se trata de un dolor agudo que se produce en cualquier músculo del cuerpo generalmente por falta de hidratación, electrolitos o fatiga muscular. A pesar de todo este trastorno sucede más de lo que realmente creemos, y por ello es importante que sepamos como ponerle remedio.

Los calambres en muchas ocasiones entorpecen el desarrollo de la actividad deportiva, por ello es necesario que sepamos prevenir, pero cuando se producen es muy importante que sepamos ponerles remedio para evitar sufrir los dolores causados por este fenómeno.

Los calambres normalmente suelen pillarnos por sorpresa, ya que aparecen cuando menos lo esperamos en el momento en el que estamos llevando acabo un entrenamiento prolongado o realizamos movimientos repetitivos durante un periodo largo de tiempo. Pero también las causas suelen ser internas, ya que se deben a la disminución de minerales como sodio, potasio o calcio.

Debido a la sorpresa con la que suelen actuar los calambres es importante que sepamos ponerle remedio cuanto antes, ya que cuando aparecen no solamente se acabó la sesión de entrenamiento, sino que podemos conseguir lastimar cualquier parte de nuestro cuerpo. La rápida actuación es fundamental, por ello debemos tener presente cómo hacerlo.

Normalmente antes de que aparezca un calambre solemos notar una pequeña vibración muscular en la zona que se va a ver afectada por este fenómeno. Esta sensación se debe a que ese músculo está sobreentrenado, y necesita descanso. Si notamos que esto nos sucede es importante que paremos de practicar deporte, ya que es la antesala del calambre.

Cuando se produce un calambre normalmente la zona afectada por éste está tensa y duele. Lo que debemos hacer es dejar de practicar deporte y estirar la zona afectada a la vez que damos un masaje fuerte sobre la parte que ha sufrido el calambre. Es importante que eliminemos la tensión acumulada en la zona y la mejor manera de hacerlo es con un masaje.

Una vez hayamos calmado el dolor es importante poner en movimiento poco a poco la zona afectada para que no vuelva a darnos de nuevo el calambre. La vuelta a la actividad debe ser lenta, y ayuda bastante mojar la parte involucrada con agua fría que conseguirá calmar los músculos afectados. Junto a esto podemos utilizar pomadas que nos ayuden a calmar los dolores y el malestar.

Vía | Runners Imagen | kopretinka

En Vitonica | Alimentos para prevenir los calambres En Vitonica | Calambres a causa de carencias nutricionales En Vitonica | ¿Qué hago si me da un calambre muscular?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio