Publicidad

Crunch abdominal con rodillo, un ejercicio de alto voltaje

1 comentario

Publicidad

Ayer dábamos algunas nociones básicas para hacer bien los abdominales. Hoy en cambio queremos centrarnos en un ejercicio que muchas personas no utilizan en su rutina de entrenamiento. Se trata del crunch con rodillo que nos ayudará a conseguir un tronco fuerte y en perfecto estado. En esta ocasión nos vamos a centrar en cómo debemos realizarlo para obtener los resultados buscados.

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitaremos un rodillo, una colchoneta o esterilla en la que apoyar las rodillas y la propia acción de nuestro cuerpo, que al final será el motor del movimiento y de la incidencia que vamos a experimentar en la pared abdominal.

Para comenzar lo que debemos hacer es colocarnos de rodillas sobre la esterilla con la parte inferior de las piernas en el aire y cruzando la ante pierna por los gemelos, de modo que no intervenga esta parte en ningún momento del ejercicio. De este mismo modo debemos tener presente que solamente las rodillas nos servirán de apoyo a la hora de ejecutar el ejercicio, ya que la parte a intervenir es la pared abdominal y algo la zona dorsal.

Colocados en esta postura lo que debemos hacer es agarrar el rodillo, que tiene forma de rueda con dos agarres, uno a cada lado para así conseguir que se deslice y lograr el objetivo, que es elevar y bajar el cuerpo mediante la acción de los abdominales para conseguirlo. De esta postura partiremos manteniendo los brazos rectos y la espalda también, como si de una mera palanca se tratase.

El siguiente paso a seguir será sencillo, y es que lo que debemos hacer es, mediante la rotación del rodillo, y sin dejar de apoyar las rodillas en el suelo, dejar deslizar el cuerpo, de modo que todo el tronco se deslice hacia delante para, una vez llegados al final, volver a la posición inicial mediante la acción del abdomen. Es necesario que este movimiento esté controlado en todo momento, y por ello es importante que tengamos una cierta fuerza y control abdominal previo.

Con este ejercicio lo que haremos será trabajar la pared abdominal, ya que toda la tensión del ejercicio se concentrará en esta parte del cuerpo, pero para ello es necesario que lo ejecutemos de manera adecuada, aunque también es necesario que sepamos que la parte dorsal la vamos a tocar indirectamente, pues al elevar el cuerpo es inevitable que algo de la tensión se traslade a esta parte.

Video | Youtube/Pablo Ortiz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir