Dolor en el cuádriceps al hacer abdominales

2 comentarios


El trabajo abdominal es algo muy habitual en todos los que practicamos deporte y asistimos al gimnasio. A pesar de ello es uno de los que más nos trae de cabeza, ya que muy pocos lo realizan de manera correcta siguiendo las pautas establecidas y respetando el correcto impacto sobre la parte trabajada. Una de las cosas que más tenemos en cuenta a la hora de hacer abdominales es que en muchas ocasiones nos terminan por doler las piernas, sobre todo la parte de los cuádriceps, algo que es más habitual de lo que pensamos, pero que tiene una explicación.

Hacer abdominales significa eso, trabajar el abdomen y concentrar todo el ejercicio en esta parte del cuerpo. Cuando hacemos abdominales muchas veces hemos visto que parte de la tensión se traslada a otros lugares del cuerpo como la espalda, o en este caso las piernas, que serán las que soportarán mucha presión llegando incluso a doler cada vez que elevamos el tronco. Sobre todo este dolor suele aparecer en máquinas en las que las piernas están pilladas e inmóviles y el recorrido del movimiento es largo.

Para muchas personas que se sobrecarguen los cuádriceps al hacer abdominales es algo totalmente normal y así lo perciben, cuando no lo es para nada, sino que se trata de algo que estamos haciendo mal, ya que notamos más esta parte del cuerpo que nuestro propio abdomen que es lo que estamos entrenando. En estos casos es importante que analicemos el tipo de ejercicio que estamos realizando para saber si intervienen demasiado las piernas o si descargamos mucha tensión en ellas.

Que nos suceda esto se debe en primer lugar a una realización incorrecta de un ejercicio, y es que, como hemos comentado en infinidad de ocasiones, el recorrido para trabajar los abdominales debe ser corto y concentrado en la zona. En este caso, al realizar recorridos largos desviamos parte de esa tensión a las piernas, que soportarán parte del peso del tronco, concretamente los cuádriceps, haciendo que notemos el ejercicio en ellos y nos concentremos más que en el abdomen.

Si mantenemos las piernas inmovilizadas también trabajaremos la parte de los cuádriceps sin darnos cuenta, ya que al tener esa parte inmóvil lo que hacemos es concentrar la tensión en ellas, además de realizar movimientos más largos que lo que deberíamos, pues no solo hacemos que trabaje el abdomen, sino que también lo harán las piernas. Para evitar esto es necesario que realicemos movimientos cortos y concentrados en los que las piernas no sean más que un mero apéndice que no vamos a utilizar.

Video | Youtube/ ejercicium

En Vitonica | Trabajar los abdominales y las piernas en un solo ejercicio
En Vitonica | Abdominales en prensa de piernas inclinada
En Vitonica | Riesgos de hacer abdominales suspendidos

Temas
Comentarios cerrados
Inicio