Compartir
Publicidad

Dos formas de entrenar, polea y mancuernas

Dos formas de entrenar, polea y mancuernas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de entrenar existen infinidad de técnicas de las que podemos echar mano. Nosotros vamos a centrarnos en dos que para muchos están reñidas, cuando realmente son dos formas complementarias de trabajar nuestros músculos. Se trata del entrenamiento en polea o con mancuernas.

En ambas formas de entrenar lo que realizamos es elevación de un peso por medio de nuestra fuerza corporal. En el caso de las mancuernas lo hacemos de forma directa ya que el peso lo agarramos con nuestras propias manos, mientras que al hacerlo con la polea el levantamiento del peso es más indirecto, pues entra en juego un elemento que sirve ce unión entre la carga y nuestro cuerpo, la cuerda que hace las veces de polea.

Muchos son los seguidores del entrenamiento con mancuernas por considerarlas la mejor forma de trabajar los músculos, ya que levantar peso de esta manera incide de forma más directa sobre el músculo pues es él el que tiene que vencer la carga sin intermediarios. Es una buena manera de aislar el trabajo y conseguir que cada parte del cuerpo reciba la misma intensidad a la hora de entrenar. Pero en muchas ocasiones el trabajo con mancuernas acaba siendo monótono y repetitivo, ya que nos ofrecen muy pocas posibilidades de cambio.

El entrenamiento con poleas es una buena manera de trabajar las diferentes partes del cuerpo, ya que nos permiten mayor movilidad y adaptabilidad a las necesidades de agarre de nuestras articulaciones. Es cierto que es más cómodo trabajar de esta manera, pero no por ello tiene que ser más sencillo, como mucha gente piensa. No debemos olvidar que la polea es un elemento intermedio entre el peso y nuestro cuerpo, por lo que no lo levantamos directamente.

Al trabajar con polea, cuando realizamos fuerza para superar una carga debemos activar el mecanismo de la polea, lo que nos obliga a desarrollar más intensidad a la hora de realizar el ejercicio, lo que a la larga se acabará notando en nuestro progreso. Por este motivo no debemos desmerecer el entrenamiento con polea, ya que además nos ofrece un sinfín de posibilidades a la hora de entrenar cualquier parte de nuestro cuerpo.

Eso sí, es fundamental que realicemos los dos tipos de entrenamiento al ser ambos complementarios y trabajar los músculos desde diferentes ángulos y con distintos tipos de intensidad. Sí que es cierto que el entrenamiento con mancuernas requiere un mayor control del cuerpo, de sus movimientos y del equilibrio en general, ya que es necesario que en la realización de los ejercicios mantengamos el peso sin realizar malos giros o movimientos en falso que pueden pasarnos factura.

Imagen | atroszko

En Vitonica | Polea o mancuerna a la hora de entrenar
En Vitonica | Los beneficios de entrenar con mancuernas
En Vitonica | La eterna discusión, mancuernas o máquinas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos