Publicidad

Ejercicios en los que trabajamos de forma indirecta el abdomen

Ejercicios en los que trabajamos de forma indirecta el abdomen
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Por lo general cuando entrenamos buscamos el aislamiento de un grupo muscular para trabajarlo en su totalidad. La mayoría de rutinas y ejercicios están pensadas para que esto sea así, pero en muchos momentos es imposible que no involucremos a más partes del cuerpo en nuestros ejercicios. Esto es lo que sucede con los músculos del core, que sirven de estabilizadores del tronco, y muchas veces entran en acción de forma totalmente indirecta.

El hecho de que estos músculos estén presentes en algunos ejercicios hace que los mantengamos tonificados sin apenas darnos cuenta. En la mayoría de las ocasiones no somos conscientes de ello, por este motivo vamos a ver algunos de los ejercicios en los que intervienen los músculos del abdomen involuntariamente, para así saber en qué momentos los vamos a trabajar.

Los músculos que conforman el core son los que rodean todo el tronco, están formados por la pared abdominal, los oblicuos y serratos, y se dividen en estabilizadores profundos y estabilizadores externos. Todos estos grupos musculares intervienen a la hora de conseguir una robustez del tronco. Esto sucede muchas veces en algunos ejercicios en los que guardar el equilibrio y mantener el cuerpo en una postura correcta es lo esencial para llevarlo a cabo de forma correcta.

Por norma general los músculos que forman el core entran en acción cuando es necesario que mantengamos estable el cuerpo. Como su nombre indica, son músculos estabilizadores y un punto de fuerza importante del organismo, por lo que van a tener presencia en ejercicios en los que se requiera un mantenimiento de la postura. Un claro ejemplo es cuando realizamos ejercicios en polea de pie, ya que la tensión que ejerce la polea sobre nuestro cuerpo es tan grande que es necesario estabilizar el tronco por medio de los músculos para evitar movimientos en falso. Normalmente a la hora de entrenar el bíceps y el tríceps o los dorsales en polea, echamos mano de la fortaleza del core para estabilizar el tronco.

Trabajar con pesos libres o mancuernas es otra de las formas es las que incidimos sobre el tronco. A la hora de entrenar de pie o sentado en banco como nos sucede cuando trabajamos la parte de los hombros con elevaciones de mancuernas en las que debeos mantener recta la columna, y la mejor manera de hacerlo es a través de los estabilizadores del tronco.

Cuando hacemos pierna también solemos incidir sobre la parte del core, ya que debido a la complejidad de los movimientos que muchas veces llevamos a cabo, no solamente las piernas entran en acción, sino que se ven involucradas otras partes del cuerpo que deben permanecer siempre en perfectas condiciones como son la espalda y el tronco en general, para ello los músculos del core forman parte del ejercicio mientras lo estamos llevando a cabo.

Esto hace que en infinidad de ocasiones el tronco entre a formar parte de las rutinas diarias, lo que nos permite mantener activos los músculos que lo componen. Es cierto que previamente debemos mantener un abdomen fuerte para poder aumentar la potencia de los músculos del core y con ellos poder rendir más a la hora de trabajar el resto de partes del cuerpo, puesto que de forma indirecta tienen mucho que ver si queremos obtener mejores marcas y seguir progresando en los entrenamientos.

Imagen | kyle simourd

En Vitonica | Ejercicios con fitball para fortalecer el core En Vitonica | Hard Core Training: los principios para entrenar intensamente la zona media En Vitonica | El core, una modalidad diferente de entrenar la parte central del cuerpo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir