Compartir
Publicidad

El agua, una buena resistencia para practicar ejercicio en verano

El agua, una buena resistencia para practicar ejercicio en verano
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos comentado lo duro que es para muchos de nosotros dejar de entrenar durante un mes en el periodo de vacaciones. Este tiempo puede significar mucha pérdida de tono muscular. Para evitarlo es importante que durante las vacaciones mantengamos nuestros músculos activos, y una buena forma de hacerlo es sirviéndonos del agua del mar o la piscina para conseguirlo.

Esta forma de mantener tonificado nuestro cuerpo a través del agua simplemente nos va a servir como herramienta para que los músculos se mantengan activos en vacaciones y evitemos así la pérdida de fuerza y tono. Es una buena manera de hacer que el regreso a la actividad física sea menos traumático y más rápido. Simplemente debemos utilizar el agua como resistencia para poder realizar diferentes rutinas de entrenamiento mientras disfrutamos del verano.

El agua es un medio más denso que el aire, por este motivo a la hora de desplazarnos éste representa una resistencia que debemos vencer ayudándonos de la fuerza que nuestro cuerpo desarrolla. Por este motivo puede ser el medio ideal para realizar ejercicios de tonificación. Dentro del agua podemos trabajar todas las partes del cuerpo. Para ello simplemente tenemos que adoptar la postura adecuada y ayudarnos de las palmas de las manos que tienen que permanecer abiertas y con los dedos juntos para ofrecer aún más resistencia y aumentar así los resultados del ejercicio.

Para trabajar dentro del agua es imprescindible mantener el equilibrio, y colocados de pie con los brazos en cruz y las palmas mirando al frente acercaremos ambos brazos hasta que se junten a la altura de nuestro pecho. De este modo trabajaremos los pectorales. Para entrenar los bíceps simplemente debemos colocar los brazos pegados al tronco, estirados, y con las palmas de las manos hacia arriba levantar como si se tratara de mancuernas.

Los hombros los trabajaremos colocando los brazos estirados a cada lado, con las palmas hacia abajo. En esta posición realizaremos elevaciones laterales hasta llegar a la altura del hombro. Lo mismo podemos hacer por delante, ya que levantaremos los brazos a la altura del pecho. Para entrenar el tríceps simplemente debemos colocar los brazos pegados al tronco, y doblados por los codos con las palmas de las manos mirando hacia el suelo intentar meter el agua hacia dentro a la vez que bajamos los brazos.

Las piernas también las podemos trabajar realizando patadas laterales dentro del agua, patadas traseras agarrados al borde de la piscina... Ni que decir tiene que la mejor forma de tonificar todo el cuerpo y trabajarlo en su totalidad dentro del agua es nadando. Nadar es uno de los ejercicios más completos que existe, ya que se trabajan todos los músculos del cuerpo a la vez que ejercitamos los pulmones y activamos la circulación. A esto debemos sumar el poco riesgo de lesión que corremos en el agua.

Imagen | qute

En Vitonica | Correr en el agua, un ejercicio muy completo En Vitonica | Nadando en la piscina sin límites En Vitonica | En la piscina (I): ¿Por qué nadar?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio