Publicidad

Entrenar los abdominales a la vez que hacemos flexiones

Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una de las principales obsesiones de todos los que entrenamos nuestro cuerpo en el gimnasio es la de tener un vientre plano libre de grasa. Conseguir unos abdominales perfectos es una de las bases en las que se funda el entrenamiento, por lo que sabemos de la importancia que su trabajo correcto tiene para todos. Por ello en esta ocasión queremos comentar algunos pasos a seguir para obtener mayores beneficios con las flexiones, ya que además de trabajar el pectoral podemos incidir en la pared abdominal.

Existen muchos ejercicios en los que inciden varios grupos musculares para su ejecución. Casi siempre uno de los grupos musculares es el principal que se trabaja, mientras que el resto son los secundarios que entran en acción como apoyo. Esto es lo que sucede a la hora de realizar las flexiones de pectoral de manera adecuada, por lo que en esta ocasión lo que queremos es dar algunos consejos para realizar de manera adecuada este ejercicio y así trabajar a la vez la pared abdominal.

Como ya sabemos, la pared abdominal es uno de los puntos de fuerza del organismo, ya que entran en acción en muchos ejercicios, pues son los encargados de estabilizar el tronco y con él nuestra postura. Este es el motivo por lo que muchas veces sin darnos cuenta trabajamos los abdominales a la hora de entrenar otro grupo muscular totalmente diferente. Por este motivo es necesario que sepamos como aprovechar esa implicación para entrenar esta parte del cuerpo a la vez.

En este caso las pautas a seguir para incidir en los abdominales a la hora de hacer flexiones de pecho son los siguientes. Nosotros debemos colocarnos de manera habitual para realizar las flexiones como siempre. Es decir, nos pondremos tumbados sobre el suelo con el cuerpo estirado, las puntas de los pies apoyadas en el suelo a modo de apoyo y las manos abiertas y paralelas al pecho. Con las manos elevaremos todo nuestro cuerpo incidiendo principalmente en los pectorales. El cuerpo debe permanecer recto todo el ejercicio para concentrar al máximo en la parte del pectoral.

Mantener el cuerpo recto es lo que hará que incidamos en la pared abdominal. Pero para intensificar mucho más el efecto sobre los abdominales debemos en primer lugar estabilizar la parte superior de la espalda. Para conseguir esto lo que haremos será intentar echar los hombros hacia atrás, es decir, separarlos lo más posible del cuello, como si con ellos quisiéramos tocar los pies. Es importante que al hacer esto no nos salgamos de la postura habitual de las flexiones de pectoral.

Una vez estabilizada la parte superior de los hombros será necesario que mantengamos el tronco en tensión. Para conseguir esto lo que haremos será contraer la pared abdominal metiendo un poco de barriga y endureciendo esta zona como si nos fuesen a dar un puñetazo. Mantener la pared contraída durante todo el ejercicio no solo nos ayudará a incidir más sobre los abdominales, sino que además nos hará realizar mucho mejor las flexiones.

Por último lo que debemos hacer es contraer los glúteos para conseguir que se mantengan elevados y evitar de este modo doblar el tronco hacia dentro. Esto nos servirá para mantener el cuerpo rígido y lograr no solo mejorar los resultados en la ejecución de las flexiones, sino que además los abdominales se mantendrán tonificados y en perfecto estado.

Vía | Men's Health Video | Youtube/ P4PEspanol

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir