Compartir
Publicidad

Extended plank, unos isométricos de campeones

Extended plank, unos isométricos de campeones
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica constantemente estamos ofreciendo ejercicios diferentes para conseguir un cuerpo en mejores condiciones. En esta ocasión nos vamos a detener de nuevo en los abdominales y en un ejercicio que seguramente mucho no conocen, se trata del extended plank.

Ante todo hay que tener bien claro que este ejercicio pertenece al grupo de los que se conoce como isométricos y en los que la actividad no es precisamente la baza que juega a nuestro favor a la hora de fortalecer la pared abdominal. En este caso es la inactividad y sobre todo, la consecución de la estabilidad corporal la que nos hará incidir directamente sobre la parte que vamos a trabajar.

Con este ejercicio, al igual que con todos los isométricos, lo que debemos hacer es estabilizar el tronco y conseguir mantener la postura del cuerpo mediante la acción de los músculos que componen la pared abdominal, lo que se conoce como core. En este ejercicio aumentamos aún más la dificultad, ya que los puntos de apoyo se trasladan y son mucho menores, por lo que la mayoría de la tensión la tendremos que concentrar en el abdomen.

Realización del ejercicio

Para su realización simplemente necesitaremos nuestro cuerpo y como mucho una superficie cómoda. Por ello recomendamos realizar el ejercicio sobre una simple esterilla para evitar hacernos daño en las palmas de las manos. Antes de nada debemos tener en cuenta que para comenzar nos colocaremos boca abajo con el cuerpo estirado y las palmas de las manos apoyadas al suelo hacia abajo y las puntas de los pies apoyadas en el suelo.

Partiendo de esta postura elevaremos el tronco, manteniéndolo recto mientras elevamos los brazos rectos también. Una vez lleguemos hasta arriba con las piernas estiradas y sin doblar y manteniendo el tronco firme, adelantaremos los brazos, de modo que los dejemos estirados hacia delante y simplemente apoyados al suelo por las palmas y los pies por las puntas.

Es importante que mantengamos durante todo el tiempo que dure el ejercicio el tronco recto mediante la acción el abdomen, ya que simplemente este ejercicio consiste en esto, en mantener durante un minuto o minuto y medio la postura con el tronco firme. De este modo trabajaremos la musculatura más interna del abdomen para conseguir así una pared abdominal más fuerte y estable en rasgos generales.

Imagen | Mike Slichenmyer Video | Youtube/ Jeremy Smith

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio