Compartir
Publicidad
Publicidad

La alternancia de agarres, una medida para conseguir unos brazos fuertes

La alternancia de agarres, una medida para conseguir unos brazos fuertes
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Unos brazos fuertes son necesarios no solo por estética, sino que además son la base para poder realizar correctamente un sinfín de ejercicios en los que trabajamos otras partes del cuerpo, pero en los que los brazos tienen un gran protagonismo, al aguantar parte del empuje del ejercicio. Por ello es necesario que trabajemos todas las fibras de los músculos del brazo en totalidad, y así lograr un desarrollo adecuado. Desde Vitónica recomendamos la alternancia de agarres para incidir de diferente manera.

Trabajar el bíceps y el tríceps no tiene una gran complejidad, ya que el movimiento a realizar para ambos músculos es siempre el mismo, contracción y decontracción del mismo mediante un movimiento de subida y bajada del brazo al doblar el codo. La única variedad que podemos incluir es el agarre, que cambiará el ángulo en el que está trabajando el músculo y con ello la intensidad y la concentración de la tensión, que se trasladará de un sitio a otro de los bíceps o los tríceps.

Por norma general la manera más habitual de agarrar las mancuernas y las máquinas para trabajar los músculos del brazo es horizontal y con las palmas de las manos mirando fuera. Pero existen otras posibilidades. Para comenzar podemos hacer un giro de muñeca y agarrar las mancuernas de manera vertical, con las palmas de las manos mirando hacia dentro. Con este agarre lograremos trabajar la cara más externa de bíceps y tríceps en ejercicios como el conocido martillo para bíceps y en el press francés con mancuernas para tríceps.

Otra manera de agarrar las mancuernas y variar el peso es mediante el agarre inverso, es decir, el agarre sigue siendo horizontal, pero las palmas de las manos en esta ocasión mirarán hacia dentro. En esta posición lo que haremos será el movimiento habitual, solo que el trabajo de bíceps será diferente, pues tocaremos las partes más profundas de las fibras. En el entrenamiento de tríceps sucede lo mismo, podemos realizar press de pie de tríceps con el agarre invertido, de forma que tocaremos las fibras internas mucho mejor.

Es necesario que combinemos todo tipo de agarres para trabajar mucho mejor los músculos y conseguir unos resultados mayores. Es importante que tengamos en cuenta que con todo tipo de agarre no podemos utilizar la misma carga, por ello hay que adaptarla a cada ocasión, pues lo importante siempre es realizar bien el ejercicio.

Imagen | MyGymworkout.co.uk

En Vitonica | La importancia de variar el tipo de agarre a la hora de entrenar
En Vitonica | Normas básicas de un gimnasio
En Vitonica | El lastre, una ayuda para aumentar la intensidad de los entrenamientos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos