Publicidad

La manera correcta de ejecutar los abdominales suspendidos en el aire

La manera correcta de ejecutar los abdominales suspendidos en el aire
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

A la hora de trabajar el abdomen existen infinidad de ejercicios que podemos llevar a cabo. Desde los abdominales más tradicionales hasta los más novedosos. Nosotros en este post queremos destacar uno de entre todos, el crunch abdominal suspendidos con los brazos sujetos. Concretamente en lo que queremos ahondar es en la manera correcta de llevarlos a cabo.

Seguro que en el gimnasio vemos a diario a muchas personas que ejecutan este ejercicio para tonificar el abdomen, pero también seguro que la gran mayoría de ellos no lo hacen de manera correcta, ya que para ello es necesario un perfecto control abdominal y amplia concentración en la zona trabajada.

Un solo punto de sujeción

Ante todo hay que tener en cuenta que al hacer los abdominales de este modo colgamos nuestro cuerpo con un único punto de sujeción, los brazos, que estarán agarrados a una barra. Todo el cuerpo quedará en suspensión, siendo la pared abdominal la que debe soportar y equilibrar el resto del cuerpo. Esta es la teoría, pero en la práctica este mantenimiento del equilibrio es lo complicado.

Normalmente el fallo que solemos realizar a la hora de ejecutar este ejercicio es que movemos todo el cuerpo al elevar las piernas desde abajo hacia arriba a tocar el pecho. Realizar un bamboleo colgados por los brazos no nos ayudará en absoluto a trabajar el abdomen, sino que incluiremos otras partes en el ejercicio como la zona lumbar e incluso las mismas piernas.

La manera correcta de llevarlos a cabo

Lo ideal a la hora de ejecutar este ejercicio de manera correcta es mantener el tronco recto, sin apenas moverse, y para ello hay que concentrar toda la tensión en la parte del abdomen, endurecerlo y mantenerlo contraído durante todo el tiempo que dure el ejercicio. De este modo estaremos trabajando bien la pared abdominal.

Es cierto que para conseguir este control es necesario tener una mínima tonificación en los músculos del abdomen, así como un control total de los mismos. Para comenzar, en el caso de no poder hacerlo de manera adecuada, lo que recomendamos es apoyar la espalda en la pared y evitar así el movimiento. De este modo iremos adquiriendo fuerza en los abdominales así como familiarizarnos con el ejercicio para después lanzarnos a hacerlo sin apoyo.

Imagen | Istockphoto Video | Youtube/ Vicente Carrión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir