Compartir
Publicidad

Lo que hay que tener en cuenta si te decantas por empezar a entrenar en un gimnasio low cost

Lo que hay que tener en cuenta si te decantas por empezar a entrenar en un gimnasio low cost
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada del nuevo año llegan los nuevos objetivos y con ello uno de los principales que solemos tener en la lista, apuntarnos a un gimnasio y hacer deporte. Este propósito es uno de los más buscados por todos, y en muchos casos a la hora de ponernos a buscar gimnasio solemos recurrir a los llamados low cost. Por eso en este post queremos destacar algunos puntos importantes acerca de lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de decantarnos por este tipo de gimnasios.

No nos engañemos, en la actualidad el deporte se ha generalizado y es algo masivo que pertenece a la gran mayoría. Por eso cada vez son más las cadenas que ofrecen instalaciones completas a un bajo precio. El servicio íntegro que se ofrecía hace años ha pasado a un segundo plano y por eso ahora es importante, sobre todo en la gente que empieza en esto, tener en cuenta una serie de consideraciones de las que dependerá su futuro y la forma de entrenar y obtener resultados.

Equipación completa, un riesgo para principiantes

Un punto fundamental de los gimnasios low cost es que en su mayoría están equipados por completo. Lo que hace años encontrábamos en un gimnasio de alto standing, hoy lo tenemos en cualquier centro. Eso sí, esto en cuanto a máquinas y utensilios para entrenar se refiere. Si vamos buscando comodidades o extras como sauna, spa, masajes, piscina… muy pocos gimnasios low cost nos lo ofrecerán.

Precisamente este equipamiento es lo que hace que muchos principiantes se sientan seducidos por estos gimnasios, ya que simplemente saber que tienen a su disposición todas las máquinas habidas y por haber hace que sientan que su entrenamiento será más productivo. Nada más lejos de la realidad, ya que si no tenemos un asesoramiento y un control sobre las rutinas y la metodología a seguir, difícilmente adquiriremos una buena base a la hora de entrenar y corremos el riesgo de lesionarnos con más facilidad.

La falta de asesoramiento personal de los low cost

Este uno de los puntos a tener en cuenta con respecto a los gimnasios low cost. Es fácil buscar un tutorial online o fijarnos en los más veteranos que nos encontremos en el gimnasio, pero a pesar de todo es importante que aprendamos una buena técnica. Esta técnica será la base a la hora de evolucionar y es uno de los principales fallos que encontramos en los gimnasios low cost. Por ello es bueno que para comenzar nos decantemos por el gimnasio que nos decantemos, tengamos el asesoramiento de un monitor.

Gimnasios masivos

Otro punto importante es la masividad de este tipo de gimnasios. El negocio de los gimnasios low cost está en que asista un número elevado de gente. Muchas veces son más los usuarios que los medios de los que se dispone en la sala de entrenamiento. Esto hace que las esperas en muchos casos sean demasiado largas o que no realicemos la rutina de entrenamiento como deberíamos. Por ello para comenzar es mejor cerciorarnos que el centro nos ofrecerá una serie de garantías o que por lo menos dispone de diferentes alternativas para variar la rutina en función de la afluencia de gente.

jyjh

El problema de las clases grupales en los gimnasios low cost

El tema de las clases grupales es otro a tener en cuenta a la hora de decantarnos por un centro u otro. En su mayoría los gimnasios low cost ofrecen clases grupales a sus usuarios, pero no siempre son las más deseables. En principio hay que tener en cuenta que no existen niveles que diferencien un tipo de usuario u otro en función de su forma física. Pero lo más preocupante es que en la mayoría de estas clases el monitor es virtual, es decir, se trata de una grabación que ilustra la clase y que es la que nos sirve de guía.

Volvemos a lo mismo que resaltábamos anteriormente: para una persona experimentada en la materia le basta y le sobra con un vídeo ilustrativo que marque el ritmo. El problema está con el que empieza, pues el monitor virtual no corrige ni ayuda a mejorar en la técnica ni en la consecución de objetivos. Por ello es importante que sepamos esto antes de dejarnos seducir por la amplia variedad de actividades que nos ofrecen.

Es importante que tengamos esto en cuenta, ya que para comenzar un gimnasio low cost nos puede servir, pero siempre con el asesoramiento adecuado, ya que la gran mayoría ofrece servicio de monitor y asesoramiento personal. Esta es una de las opciones más inteligentes para comenzar, lo mismo que si queremos realizar actividades grupales, lo más sensato es acudir con un monitor que guie la clase y nos ayude.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | Thinkstock

En Vitonica | La moda de los gimnasios low cost, pros y contras

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos