Compartir
Publicidad

Máquinas que pueden hacernos mucho daño

Máquinas que pueden hacernos mucho daño
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los gimnasios están plagados de maquinas que nos facilitan la realización de los diferentes ejercicios y rutinas. Estas maquinas están diseñadas para que nos sea mas cómoda la actividad deportiva, pero en ocasiones existen algunos aparatos que mas que ser cómodos pueden resultar ser un serio peligro para los que los utilizamos, y es que en vez de ayudarnos a realizar bien un ejercicio nos ayudaran a sufrir una lesión. Se trata de maquinas que pueden hacernos mucho daño.

Todas las perdonas no tenemos las mismas características físicas, por lo que no se pueden diseñar maquinas que sean para todo el mundo igual. Es cierto que la mayoría de ellas se puede regular y adaptar a cada usuario, pero aun así hay muchas que nos obligan a ejecutar un ejercicio de determinada manera, haciendo que podamos correr un gran riesgo. Por ello es importante que tengamos en cuenta algunos puntos a la hora de elegir bien las maquinas que más nos convienen.

Para comenzar, debemos tener claro que nunca una máquina en la que entrenemos debe forzar nuestra postura natural, debe ser lo más ergonómica posible. Esto debemos tenerlo en cuenta, pero mucho más evitar que al realizar un ejercicio en una maquina ésta nos produzca molestias o dolor. Esto es solo el inicio de un mal mayor que puede desencadenar en una lesión. A la hora de entrenar nunca debemos padecer dolor ni molestias, el desarrollo de los ejercicios debe ser natural y fluido, de modo que sean lo más naturales posible para el organismo.

Muchas maquinas están pensadas para un tipo determinado de fortaleza física. No todos podemos usar todo tipo de maquinas. Es importante que tengamos esto en cuenta a la hora de entrenar, y saber cuál es nuestro nivel muscular y de fuerza para usar unas y otras maquinas, ya que, como en todo, en las maquinas existen niveles que debemos respetar para no incurrir en una lesión o un daño que sea peor que adaptarnos a nuestro verdadero nivel. Lo mismo sucede con maquinas que no se adaptan del todo a nuestras condiciones físicas como la altura, el peso...

Es necesario que cuando vayamos a realizar in ejercicio nos adaptemos a la perfección a la maquina, a la mas mínima molestia o incomodidad dejaremos de usar ese aparato, ya que de lo contrario podemos lastimarnos y ser peor el resultado.

Imagen | colonnade

En Vitonica | Consejos para los que empiezan a practicar deporte en un gimnasio En Vitonica | Elige tu máquina cardiovascular

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos