Publicidad

Testosterona y aumento de la masa muscular: todo lo que tienes que saber al respecto
Musculación

Testosterona y aumento de la masa muscular: todo lo que tienes que saber al respecto

Publicidad

Publicidad

La testosterona es una de las hormonas más implicadas (si no la principal) en el desarrollo de la masa muscular, y por ello nos interesa que nuestros niveles sean altos.

También sabemos que los niveles de testosterona están relacionados con nuestro desempeño sexual y nuestro estado de ánimo, y por ello esta es una hormona de gran interés en el campo de la salud y la actividad física.

¿Más testosterona equivale a más masa muscular?

En primer lugar, tienes que saber que si tus niveles de testosterona ya están dentro de los valores considerados normales, no vas a aumentar más masa muscular por tener niveles algo más altos que todavía estén en rangos fisiológicos.

Entrenamiento Testosterona

La ganancia de masa muscular viene cuando se utilizan análogos de la testosterona (esteroides anabólicos) de manera exógena que aportan cantidades desorbitadas de estas sustancias, pero ten claro que en ningún caso recomendamos ni apoyamos el uso de esteroides

Por otra parte, puede que tu recuperación tras los entrenamientos o tu apetito sexual no sean los adecuados. En ese caso, es posible que tus niveles de testosterona se encuentren bajos, y entonces sí que tiene sentido que te preocupes por aumentarlos hasta los valores normales.

Cómo aumentar la testosterona si se encuentra baja

Aumentar los niveles de testosterona no es algo complicado, aunque tendremos que prestar atención a varios puntos distintos;

Entrenar la fuerza puede ayudarnos a aumentar la secreción natural de testosterona pero solo en su justa medida, ya que si nos sobreentrenamos conseguiremos el efecto contrario.

Fuerza Testosterona

Si somos víctimas del estrés crónico, es posible que nuestra secreción de testosterona también se vea comprometida, y ocurrirá lo mismo si no dormimos adecuadamente.

Ingestas bajas de cinc y de magnesio pueden comprometer la formación de testosterona, y una ingesta muy alta de azúcar, también. Este es un motivo más para reducir la ingesta de ultraprocesados, especialmente los altos en azúcares añadidos.

El alcohol es otro nutriente que tampoco jugará a tu favor si quieres que tu testosterona esté alta.

La vitamina D que sintetizamos al exponernos a la luz solar puede favorecer la secreción de testosterona. Esta vitamina también se obtiene a través de la dieta, pero en cantidades muy pequeñas en comparación con las que nos permite sintetizar la luz solar.

Por último, el jengibre también es un ingrediente que puede ayudarnos a aumentar de manera significativa los niveles de testosterona, pero la cantidad que debe ingerirse a través de la dieta también es relativamente alta.

Jengibre

En conclusión

En general no es complejo mantener unos buenos niveles de testosterona. Si practicas ejercicio físico de manera regular, duermes bien y cuidas tu alimentación, tendrás hecha una gran parte del camino.

Imágenes | iStock y Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir