Publicidad

Variaciones en los ejercicios de hombro para mejorar los resultados

Variaciones en los ejercicios de hombro para mejorar los resultados
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una parte del cuerpo que a veces nos trae por la calle de la amargura es la zona de los hombros. Es cierto que se trata de otro grupo muscular más, pero es necesario que tengamos en cuenta que existen muchas formas de entrenarlo. Nosotros en este post vamos a detenernos en una manera más avanzada de trabajarlo para optimizar los resultados y conseguir unos hombros de acero.

La verdad que esta forma de realizar el entrenamiento de hombro no dista mucho de la convencional, ya que simplemente consistirá en realizar los ejercicios frontales o laterales en un banco inclinado en vez de en una postura recta y de pie. Este simple gesto o variación nos servirá de gran ayuda a la hora de optimizar los resultados.

Para empezar es necesario que tengamos en cuenta que simplemente necesitaremos un banco que podamos inclinar ligeramente a la hora de hacer los diferentes ejercicios. Además, seré el lugar sobre el que nos vamos a recostar y en el que tendrán lugar ambos ejercicios. Por lo demás sigue siendo igual que siempre, simplemente necesitaremos una mancuerna que será la que elevaremos a lo largo de todo el ejercicio.

Elevaciones frontales inclinadas

En primer lugar nos vamos a detener en las elevaciones frontales inclinadas. Para ello lo que haremos será agarrar dos mancuernas, una en cada mano y sentarnos apoyando bien la espalda sobre el banco que previamente hemos inclinado, de modo que nos quedamos sentados hacia atrás. En esta postura lo que haremos será elevar de manera frontal las mancuernas. Siempre debemos concentrar toda la tensión del ejercicio en la parte delantera de los hombros.

Elevaciones laterales inclinadas

Para las elevaciones laterales vamos a hacer lo mismo, ya que simplemente lo que haremos será sentarnos de manera lateral en el banco inclinado. En esta postura lo que haremos será elevar la mancuerna de manera lateral, cuidando mucho el aislamiento de los músculos de los hombros, que al fin y al cabo son los que estaremos trabajando.

En ambos ejercicios lo que debe primar es el aislamiento de la parte trabajada. Con esta forma de realizar las elevaciones lo que conseguiremos será un mejor aislamiento, además de una mayor intensidad en el ejercicio debido a la inclinación, que nos obligará a realizar un movimiento más largo y controlado. Eso sí, esto incidirá más en los músculos, aumentando su trabajo. Por ello debemos cuidar las cargas, pues hay que acomodarlas a las necesidades del momento, pues no levantaremos lo mismo que cuando estamos de pie.

No hay que olvidar que los músculos de los hombros son pequeños, por lo que hay que tener cuidado con sobrecargarlos. Además, esta variación de los ejercicios tradicionales es recomendable para personas que ya tienen una base previa y que controlan a la perfección ambos ejercicios, no para principiantes, pues el riesgo de lesión es muy elevado.

Imagen | ThinkStock Video 1 | Youtube/Sportize.me Video 2 | Youtube/InfoCulturismo.com - Foro de Culturismo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios