Compartir
Publicidad

Algunos consejos para evitar las intoxicaciones en verano

Algunos consejos para evitar las intoxicaciones en verano
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada del calor el aumento de los casos de gastroenteritis y diarrea aumenta, y es que las intoxicaciones alimenticias están a la orden del día a causa de las altas temperaturas y de los descuidos que cometemos en nuestro día a día y que pueden dar como resultado una serie de problemas que debemos evitar, ya que una diarrea o una gastroenteritis, por no hablar de enfermedades más serias, puede ser un peligro para la hidratación corporal y el bienestar general.

A pesar de que pueda parecer complicado y que se escapa de nuestras manos, el cuidado de la higiene en verano a la hora de manipular y consumir alimentos está en nuestra mano, y somos nosotros los que debemos saber lo que hacer a la hora de manipular los alimentos. Para ello lo que vamos a hacer en este post es dar algunas nociones básicas para que en verano no nos afecten las bacterias que pueden intoxicar nuestro cuerpo a través de los alimentos.

La proliferación de las bacterias y microorganismo es mayor en estos meses del año debido a que las altas temperaturas son el caldo de cultivo ideal. Por ello antes de nada es necesario que preservemos los alimentos de las temperaturas y los rigores del verano. Para ello siempre es necesario que depositemos los alimentos perecederos en la nevera a una temperatura media de cinco grados centígrados. De este modo lo que conseguiremos será preservar sus propiedades y evitar elementos que nos pueden hacer daño.

Limpiar bien los utensilios que vamos a utilizar también es importante, ya que a veces un aliemnto bien preservado se contamina por unos instrumentos de cocina en malas condiciones. Lo mismo que debemos mantener una correcta higiene con los utensilios, la debemos respetar con nuestro propio cuerpo al manipular alimentos. Es necesario que tengamos las manos siempre limpias, tanto a la hora de cocinar los alimentos como cuando nos los llevemos a la boca.

Adquirir alimentos de buena calidad es otro punto a tener en cuenta. Ya que como nosotros en nuestras casas debemos respetar una temperatura y condiciones de conservación de los alimentos, de este modo al adquirirlos es necesario que comprobemos que el establecimiento donde los hemos comprado guarde las mismas medidas de higiene y seguridad alimenticia,. Comprobar la calidad del establecimiento, la higiene que presenta, y la calidad y estado de los alimentos es fundamental si lo que no queremos es sufrir una intoxicación.

Es importante que ningún alimento permanezca largo tiempo expuesto a las inclemencias del tiempo, ya que en verano pasamos más tiempo fuera de casa y solemos llevar con nosotros la comida, algo que si no prestamos atención puede ser un peligro a la hora de evitar una intoxicación. Es importante que si vamos a llevar con nosotros comida y la vamos a mantener durante horas a las inclemencias del calor, debemos protegerla con los utensilios adecuados. Utilizar una bolsa térmica o una nevera para mantener la temperatura de los alimentos y evitar la proliferación de bacterias es fundamental.

Es necesario que cuando el calor más aprieta tomemos las medidas adecuadas para evitar una intoxicación. Para ello siempre, aún tomando estas precauciones, debemos comprobar el estado de los alimentos. El olor es una señal de que ese alimento no está bien, así como la apariencia y el color del mismo. Por eso es necesario que tengamos estos puntos en cuenta, ya que de lo contrario lo que podemos conseguir es una intoxicación con lo que ello supondrá para nuestra salud.

Imagen | LuisCarlos Díaz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos