Compartir
Publicidad

Aumentar las precauciones cuando en nuestro gimnasio hace mucho calor

Aumentar las precauciones cuando en nuestro gimnasio hace mucho calor
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En anteriores post hemos comentado la importancia de mantener una buena hidratación y más cuando el calor aprieta. Por ello muchas son las personas que ingieren las cantidades de líquido que hemos recomendado y que están entre tres y cuatro litros cuando hace calor. A pesar de esto muchas veces no es suficiente, y más en los que practicamos deporte y acudimos a hacerlo a un gimnasio donde abunda el calor. En estos casos es necesario que aumentemos las precauciones, ya que podemos deshidratarnos con más facilidad.


Cuando practicamos deporte el cuerpo aumenta la sudoración debido a que es necesario que se regule la temperatura, pues con la actividad física aumenta el calor interno. Todo esto se agrava mucho más cuando además el calor externo es alto, pues el cuerpo debe regularse a dos temperaturas, la interna y la que hace en el exterior. Por ello es importante que tengamos presente la importancia de saber si en nuestro gimnasio hace mucho calor y así extremar las precauciones en lo referente a hidratación.


Un fallo que la mayoría de nosotros comete es realizar deporte y no tener en cuenta la correcta hidratación, y es que la mayoría esperamos a tener sed para beber, cuando realmente no debería ser así, sino que debemos mantener unos niveles constantes de hidratación, pues es necesario que las fibras y los órganos internos tengan el agua que necesitan. Si pasamos esto por alto y solo nos centramos en entrenar lo notaremos a la hora de conseguir unos buenos resultados, ya que el rendimiento no será el mismo, pues al no tener unos buenos niveles fe líquidos apenas funcionaremos correctamente, además del riesgo que esto supone para la salud. La manera de evitar que esto nos suceda es manteniendo una ingesta constante de líquidos a lo largo de todo el ejercicio.


Tener a mano una botella de agua es algo que se nos tiene que pasar por la cabeza cuando practicamos deporte, pues será la única manera de obligarnos a beber líquido y no descuidarlo como solemos hacer a menudo. Además podemos optar por agua enriquecida con sales minerales que nos ayudará a recuperar antes los electrolitos perdidos a través del sudor. Una cosa a tener en cuenta es que si la sala en la que entrenamos tiene una temperatura por encima de lo normal estaremos perdiendo más líquidos que es necesario reponer, algo que nos va a llevar a consumir mucha más cantidad que de costumbre, por lo que el incremento en la ingesta será considerable. Esto debemos tenerlo en cuenta y no racionalizar las cantidades ni alarmarnos por beber más de la cuenta ya que es totalmente normal.

Imagen | Genkaku

En Vitonica | Pirámide de la Hidratación Saludable En Vitonica | Recomendaciones de hidratación para la población española En Vitonica | Algunos puntos a tener en cuenta sobre la hidratación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos