Compartir
Publicidad

Cómo proteger a los niños del exceso de sodio

Cómo proteger a los niños del exceso de sodio
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se sabe que la población en general supera ampliamente la cuota máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud, de 2 gramos diarios de sodio, y entre los bebés también se observó un consumo excesivo, por lo que no es difícil imaginar que los niños que incluyen mayor variedad de alimentos a su dieta, superen dicha recomendación diaria.

Por eso, hoy te contamos cómo proteger a los niños del exceso de sodio en su dieta que no sólo podría estar asociado a mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, sino también a una probabilidad superior de sufrir exceso de peso u obesidad.

Consejos para prevenir el exceso de sodio en la dieta infantil

En Estados Unidos, el 90% de los niños de entre 6 y 18 años consume mucho sodio, realidad que puede ser muy similar en España si consideramos que entre los adultos, la ingesta ronda los 3,5 gramos diarios. Por eso, dejamos algunas recomendaciones para reducir o prevenir el exceso de sodio en la dieta de los niños en edad escolar:

  • Cambiar los cereales de desayuno que concentran mucho sodio por cereales naturales como la avena, la quinoa, el arroz u otros que puedan mezclarse o cocinarse con leche u otra bebida.
  • Reducir las comidas fuera de casa, ya que las preparaciones que podemos obtener en un restaurante siempre tienen más sal y por lo tanto, más sodio que las que elaboramos en casa.
  • Limitar el consumo de alimentos precocidos o procesados, por ejemplo, fiambres, galletas, snacks comerciales, sopas listas para consumir, sándwiches o hamburguesas.
  • Moderar la utilización de aderezos al cocinar o para condimentar preparaciones, ya que todas las opciones suelen concentrar mucho sodio en su composición.
  • Buscar alternativas con menor sodio o reducidas en sodio observando el etiquetado de galletas, cereales o quesos, por ejemplo.
  • Escoger ingredientes frescos y naturales para la mayor parte de los platos que cocinamos para niños, de manera de evitar el exceso de sodio que deriva de alimentos procesados y que constituyen la principal fuente de sodio en nuestra dieta.
  • Intentar reducir el agregado de sal a las comidas para que el paladar de los niños se acostumbre a consumir menos sodio, usando en su reemplazo, hierbas, condimentos y especias varias.
  • Priorizar la ingesta de agua o eventualmente, de zumos naturales, ya las bebidas también pueden sumar sodio a la dieta y facilitar los excesos.

Con estos consejos y sobre todo, ofreciendo una alimentación sana y equilibrada así como brindando el ejemplo a los más pequeños del hogar con nuestros propios hábitos como adultos, cuidadores o padres de los niños, podemos proteger la dieta infantil de los excesos de sodio.

En la actualidad, no es frecuente controlar la presión arterial en los niños, sin embargo, muchos de ellos ya poseen niveles elevados de este parámetro, por lo que, reducir el sodio que consumen puede ser de mucha ayuda para cuidar su salud y para prevenir enfermedades futuras.

Proteger a los niños del exceso de sodio puede cuidar su salud actual y futura y crear en ellos buenos hábitos alimentarios que perduren en el tiempo para cuidar su organismo de muchas otras enfermedades. Por ello, recuerda tener en cuenta los consejos antes dados cuando ofrezcas alimentos o elabores platos para los más pequeños del hogar.

Vía | National Center for Chronic Disease Control and Health Promotion
En Vitónica | Los alimentos para bebés contienen mucha sal y azúcar
Imagen | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio