Publicidad

Consejos para evitar los efectos negativos del sol en nuestro organismo

Consejos para evitar los efectos negativos del sol en nuestro organismo
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece que el calor aprieta y nada podemos hacer ya para evitarlo, simplemente refrescarnos y no pasar demasiado tiempo al sol. El sol puede ser un enemigo fatal para nuestro organismo si abusamos de él. Por ello en esta ocasión queremos dar algunos consejos para evitar estos efectos negativos del sol dentro de lo posible en todos los ámbitos que nos sea posible.

En cientos de ocasiones hemos escuchado que el sol es muy dañino para la piel. Este punto lo sabemos casi todos, y en Vitonica lo hemos resaltado en infinidad de post, pero siempre es necesario recordar los puntos fundamentales a tener en cuenta. En esta ocasión queremos destacar no sólo el cuidado de la piel frente al sol, si no el de otras partes del cuerpo tanto a nivel externo como interno.

Cuidado de la piel

Desde luego que la piel es la parte que en los meses de verano está más expuesta al sol. Es fundamental evitar las horas más fuertes de sol que van desde las 12:00 del mediodía a las 18:00 horas. En este momento es mejor resguardarnos del sol. El resto del tiempo es necesario utilizar protectores solares de pantalla total o factor de protección 50. De este modo evitaremos las radiaciones nocivas para la salud y con ello estaremos previniendo enfermedades de la piel.

Cuidado de los ojos

Los ojos también pueden verse dañados por la acción del sol. Este punto es algo que muchas personas no tienen en cuenta, y es que los rayos solares pueden acabar dañando las corneas con el paso del tiempo. Por ello es necesario protegerlas mediante el uso de gafas ¡de sol de calidad. Los cristales deben estar preparados para filtrar la radiación solar, y para ello es aconsejable adquirir las gafas en una óptica. Nunca debemos fiarnos de tiendas no homologadas o de puestos callejeros, pues podemos poner en riesgo nuestra visión.

Agua

Hidratación adecuada

La hidratación del cuerpo es fundamental. Muchas veces no bebemos agua hasta tener sed. La sed es síntoma de deshidratación, por ello es necesario que ingiramos agua de forma constante y a pequeños tragos para que el organismo aproveche al máximo la hidratación que nos ofrece. No es demasiado aconsejable beber solamente refrescos o bebidas carbonatadas, ya que sustancias como la cafeína pueden favorecer la deshidratación corporal. Por ello es mejor echar mano siempre de agua, pues es la mejor manera de hidratarnos frente al calor.

Actividad deportiva controlada

En cuanto a la actividad deportiva en verano, es necesario tener cuidado a la hora de llevarla a cabo, ya que no es recomendable desempeñar ejercicio físico en las horas más calurosas del día. Nosotros desde Vitónica queremos recomendar la práctica deportiva a primera hora del día o a última, momentos en los que el calor es mucho más débil, así como optar por el ejercicio en interior, en instalaciones climatizadas, que nos permitan practicarlo en las horas más calurosas, pero sin correr el riesgo de padecer golpe de calor por deshidratación o por exceso de temperatura.

Imagen | IstockPhoto Imagen 2 | IstockPhoto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir