Compartir
Publicidad

Consejos para hacer abdominales sin cargarnos la espalda

Consejos para hacer abdominales sin cargarnos la espalda
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Además de ser uno de los grupos musculares que más nos gusta definir y de los que más cuesta, los abdominales suelen ser una parte del cuerpo que debemos trabajar muy pero que muy bien. En Vitónica hemos hecho mucho hincapié siempre en una realización correcta de los mismos. En esta ocasión vamos a detenernos en un punto que nos preocupa a todos, y es que los abdominales suelen ser un enemigo para la salud de la espalda.

Uno de los principales errores que solemos cometer a la hora de trabajar el abdomen es el de desviar la tensión a la espalda, haciendo que ésta trabaje, cuando no debe hacerlo en absoluto. Por ello es necesario que sepamos cómo actuar para evitar esto.

Cuidado con las cervicales

Las partes de la espalda que suelen verse afectadas son la parte lumbar y la cervical. En primer lugar nos vamos a detener en la cervical. Principalmente lo que sucede es que adoptamos posturas inadecuadas y doblamos la parte del cuello al realizar los abdominales. Para evitarlo es necesario que tengamos presente mantener siempre la vista al frente sin doblar el cuello para así no forzar esta zona.

Peligro en la parte lumbar

La otra zona que suele verse afectada es la parte lumbar. Esto suele deberse a que a la hora de realizar los diferentes ejercicios abdominales solemos arquear mucho la espalda. Dos pueden ser las razones que produzcan esto, una, que el recorrido del ejercicio sea demasiado largo y no tengamos la fuerza suficiente, por lo que desviamos la tensión a la zona lumbar, o por otro lado que arqueemos mucho la espalda a causa de una postura mala.

Evitar hacernos daño

Para evitar que esto suceda y no hacernos daño en la espalda lo que debemos hacer es prevenir, y para ello lo ideal es adoptar una postura adecuada. La espalda debe permanecer relajada y no intervenir en toda la realización de los ejercicios. Para ello es necesario concentrar todo el empuje en los músculos abdominales que serán los que deben tener el empuje en todo el desarrollo del ejercicio.

Por otro lado la solución puede estar en realizar ejercicios con un recorrido corto, ya que no es necesario hacer que intervengan otras partes del cuerpo. Lo ideal es aislar al máximo la pared abdominal, y para ello es fundamental decantarnos por ejercicios que concentren toda la tensión en esta parte del cuerpo. De este modo evitaremos correr riesgos y mejoraremos las sesiones de entrenamiento abdominal.

Imagen | mariachily

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio