Compartir
Publicidad

El consumo crónico de alcohol destroza tu organismo y te mata, así de claro

El consumo crónico de alcohol destroza tu organismo y te mata, así de claro
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es un hecho más que estudiado y comprobado. El consumo crónico de alcohol te mata: estas son las fatales consecuencias en el organismo a medida que se consume alcohol a menudo.

El alcohol es uno de los mayores problemas de la sociedad

Ya no es que el alcohol interfiera en tu rendimiento deportivo (que lo hace) o que las embarazadas deban abstenerse de beber alcohol durante su embarazo (que deben), es que está comprobado que el consumo de alcohol representa una importante carga para la salud de la población y los servicios de salud, asociándose con más de 200 enfermedades y contribuyendo al 5,9% de las muertes a nivel mundial.

Alcohol

En el Reino Unido, por ejemplo, el alcohol es el quinto factor de riesgo de enfermedad y reducción de la esperanza de vida, con más de un millón de hospitalizaciones relacionadas con el alcohol registradas anualmente en Inglaterra.

Los costos anuales para el Servicio Nacional de Salud se estiman en 3 mil millones, y los costos globales para la sociedad en más de 20 mil millones. Se estima que 23.000 muertes anuales en Inglaterra son total o parcialmente atribuibles al alcohol: 65% hombres y 29% mujeres, y esto es sólo un ejemplo.

El alcohol va destrozando todo tu organismo

Tanto el consumo agudo como crónico de alcohol puede causar una morbilidad y una mortalidad devastadora en la población que ingiere alcohol a menudo.

En cuanto a la morbilidad y para quien no lo sepa, el consumo regular de alcohol, a través de sus efectos en la supresión de la oxidación de las grasas, se considera un factor de riesgo para el aumento de peso, el aumento de la obesidad abdominal y la hipertrigliceridemia.

Obesidad abdominal

Pero el mayor problema viene por lo siguiente, y está más que comprobado científicamente. El consumo crónico de alcohol afecta no sólo a las funciones del intestino y del hígado, sino también a las interacciones de múltiples órganos, lo que provoca inflamación sistémica persistente y, en última instancia, daño a los órganos.

El consumo crónico de alcohol afecta no sólo a las funciones del intestino y del hígado, sino también a las interacciones de múltiples órganos, provocando inflamación sistémica persistente y daño a los órganos

El consumo excesivo de alcohol contribuye a la inflamación sistémica al interferir con las defensas naturales del cuerpo contra la afluencia de microbiota intestinal y sus productos.

Como información, la microbiota intestinal o flora intestinal es el conjunto de bacterias que vive de manera habitual en el intestino de los seres humanos y de muchos animales. La mayoría de este conjunto de bacterias no son dañinas para la salud, y muchas son beneficiosas participando en numerosos procesos fisiológicos, participando de manera principal en múltiples funciones del organismo.

Microbiota intestinal

El consumo crónico de alcohol afecta el equilibrio de la microbiota en el intestino, la función de barrera intestinal, la capacidad del hígado para desintoxicar productos bacterianos y generar un medio equilibrado de citoquinas y la capacidad del cerebro para regular la inflamación en la periferia.

Como información sobre conceptos que puedan ser desconocidos como las citoquinas, éstas son conjunto de proteínas que regulan interacciones de las células del sistema inmune y cuya función inmunorreguladora es clave en la respuesta inmune, en la inflamación y en la hematopoyesis de distintos tipos celulares.

Cuando todas las defensas anteriormente comentadas se deterioran, se produce una inflamación sistémica. La inflamación sostenida tiene el potencial de dañar los tejidos de la persona, más allá de la lesión local en el intestino y el hígado, incluido el cerebro. También tiene el potencial de alterar la inmunidad adaptativa que puede conducir a la inflamación y a lesión tisular (lesión en los tejidos del organismo).

Aparato digestivo

Por tanto, la conclusión es fácil, el consumo crónico de alcohol va destrozando tu organismo y te mata, así de claro.

Imágenes | iStock y Youtube
En Vitónica | Esas dos copas te hacen entrenar peor: así es como interfiere el alcohol en tu rendimiento deportivo
En Vitónica | Azúcar vs. alcohol, ¿cuál es más peligroso?
En Vitónica | Esto es lo que ocurre en tu organismo tras tres días comiendo como un cazador-recolector

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos