Publicidad

Hábitos científicamente probados que ayudan a prevenir un resfriado

Hábitos científicamente probados que ayudan a prevenir un resfriado
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Con la proximidad del invierno y la caída de las temperaturas ambientales, las afecciones respiratorias se vuelven más frecuentes, sin embargo, podemos reducir su incidencia con algunos comportamientos o recursos naturales. A continuación te mostramos algunos hábitos científicamente probados que ayudan a prevenir un resfriado:

  • Practicar ejercicio con regularidad: la práctica de actividad física regular y de intensidad moderada ha demostrado reducir el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias comunes tal como el resfriado.
  • Dormir adecuadamente cada noche: un sueño reparador y suficientes horas de sueño parecen imprescindibles para mantener el sistema inmune sólido. De hecho, un estudio concluyó que dormir menos de 7 horas cada día incrementa en 3 veces el riesgo de sufrir un resfriado, algo que recientemente también se ha probado.
  • No fumar y evitar la exposición al humo del tabaco: el hábito de fumar incrementa el riesgo de sufrir infecciones respiratorias tales como la gripe o el resfriado común, pues modifica la estructura de las vías áreas y reduce las defensas, volviéndonos más susceptibles a sufrir enfermedades, según ha concluido una investigación.


Resfriado2

  • Consumir té verde: esta infusión por su contenido en catequinas que favorecen la función del sistema inmune, puede mejorar la resistencia ante el resfayudarteriado común según se ha probado y además, algunos estudios demostraron su poder antiviral que ayudaría también, a reducir el riesgo de sufrir una gripe.
  • Ingerir suficiente zinc: este nutriente que se encuentra en carnes de todo tipo, mariscos, cacahuetes y legumbres, ha demostrado reducir la incidencia de resfriados y además, disminuir la intensidad de sus síntomas y su duración si se consume en el marco de las 24 horas de inicio de la afección.
  • Tener niveles adecuados de vitamina D: dado que en el otoño y el invierno la exposición a la luz solar se reduce, lo cual podría ocasionar menores niveles de vitamina D en el organismo, se piensa que ésta podría ser la causa de la mayor incidencia de resfriados durante esta temporada. Así, tener buenos niveles de este nutriente sería de mucha ayuda, y podemos lograrlo consumiendo alimentos que lo poseen o exponiéndonos al sol regularmente.

Como podemos ver, nuestro estilo de vida puede condicionar notablemente las defensas del organismo y ayudarnos a evitar el resfriado y la gripe durante esta temporada.

Por ello, recuerda que éstos son los hábitos científicamente probados que pueden ayudarte a prevenir el resfriado en esta época del año y además, cuidar la salud del organismo durante todo el año.

Bibliografía consultada | The American Journal of Medicine, Volume 119, Issue 11, November 2006, Pages 937–942.e5; Arch Intern Med. 2009;169(1):62-67. doi:10.1001/archinternmed.2008.505; Arch Intern Med. 2004;164(20):2206-2216. doi:10.1001/archinte.164.20.2206; Nutrition Research, Volume 27, Issue 7, July 2007, Pages 373–379; Antiviral Res. 2007 Nov;76(2):178-85. Epub 2007 Aug 1; The Cochrane Collaboration. Published by John Wiley & Sons, Ltd., 2011; y Epidemiology and Infection / Volume 134 / Issue 06 / December 2006, pp 1129-1140
En Vitónica | Trucos para prevenir la gripe y los resfriados
En Vitónica | Aliméntate contra los resfriados
Imagen | Thinkstock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir