Compartir
Publicidad
Publicidad

Las frutas de temporada, una buena manera de hidratarnos frente al calor

Las frutas de temporada, una buena manera de hidratarnos frente al calor
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada del calor nuestro cuerpo sufre una serie de cambios entre los que destacaremos el exceso de sudoración. Este es un recurso que el organismo utiliza para equiparare la temperatura exterior con la propia del organismo. Esto hace que la pérdida de líquidos sea mayor y por ello debamos recuperarlos mediante un alimentación correcta. En este punto tenemos a nuestra disposición las frutas de temporada, que nos ayudarán a conseguir hidratar el organismo de la manera más sencilla.

Muchas veces en lo que se refiere a este aspecto, tenemos ciertas lagunas o dudas en lo que se refiere a hidratación a través de los alimentos, ya que no sabemos en lo que se refiere a la fruta si realmente nos está favoreciendo ese ejemplar o no. Por ello en este post nos vamos a detener en las frutas más hidratantes y saludables de la temporada. Ejemplares que podemos encontrar en cualquier frutería en esta época del año, y que nos serán de gran ayuda para mantenernos sanos.

La sandía y el melón

En primer lugar vamos a detenernos en dos frutas estrella de la temporada, el melón y la sandía. Actualmente podemos encontrar en todos los supermercados y fruterías estas frutas propias de esta época del año. Ambas contienen altas cantidades de agua en su composición, lo que las convierte en una de las mejores maneras de hidratarnos cuando el calor más aprieta. Tanto el melón como la sandía nos ayudarán a reponer los líquidos que perdemos con el calor, pero no solo realizarán esta función.

Ambas frutas tienen un alto contenido de minerales que nos serán de gran ayuda a la hora de reponer los electrolitos que perdemos a través del sudor, y así mantener una correcta respuesta muscular. Las vitaminas que nos aportan son también un valor añadido a la hidratación que nos proporcionan, ya que nos ayudarán a mejorar el estado de la piel y los tejidos corporales a la hora de someternos al calor.

Las ciruelas y las cerezas

Las ciruelas y las cerezas son dos frutas rojas de temporada que también contienen altas cantidades de líquido que nos ayudarán a mantenernos hidratados. Ambas frutas son otra ayuda para conseguir hacer frente al calor del verano, pero no solo su acción se queda en eso, sino que contienen altas cantidades de antioxidantes que nos ayudarán a proteger las células frente a los ataques provenientes del exterior. A esto debemos sumarle su alto aporte en fibra, que nos ayudará a mantener un cuerpo libre de toxinas y sustancias de deshecho.

Las nectarinas y los melocotones

Las nectarinas y los melocotones también son otras frutas propias de esta época del año que debemos tener en cuenta a la hora de hidratar nuestro cuerpo, y es que contienen altas cantidades de agua que nos ayudarán a mantener unos niveles de hidratación adecuados, así como minerales que servirán para reponer los electrolitos perdidos a través del sudor. Junto a esto su aporte vitamínico nos servirá para mejorar el estado de la piel y los tejidos.

Por estos motivos, las frutas propias del verano son ideales para conseguir mantener unos buenos niveles de hidratación y de bienestar en los meses en los que el sol más aprieta. Por ello deben estar presentes en nuestra dieta, y es que la naturaleza es sabia y se adapta al clima para cubrir nuestras necesidades con los frutos adecuados para que estemos sanos y en perfectas condiciones.

Imagen | andreslabbe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos