Compartir
Publicidad

Principales errores que cometemos al hacer press de hombro y cómo evitarlos

Principales errores que cometemos al hacer press de hombro y cómo evitarlos
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si nos preguntan qué opinamos sobre el press de hombro, la mayoría de nosotros contestaremos que es un ejercicio sencillo que cualquier persona puede realizar. A simple vista es eso, un ejercicio sencillo sin mayores complicaciones, pero no es tan fácil hacerlo bien como parece, y por ello en esta ocasión nos queremos detener en los principales errores que cometemos en su ejecución y cómo podemos corregirlos.

Hay que tener muy presente que existen infinidad de maneras de realizar el press, ya que puede ser tras nuca, por delante, con mancuernas, con polea, sentado en banco, de pie… Pero todas estas maneras tienen un denominador común, que es su ejecución, pues para todas es la misma, el vencimiento de la resistencia por parte del deltoides, que es el músculo trabajado. Un músculo pequeño que no podemos maltratar, y para el que debemos realizar una buena ejecución para trabajar de manera adecuada.

El uso de demasiada carga en el press de hombro

Lo que debemos buscar con el press de hombro siempre es el aislamiento total de la parte trabajada. Por ello uno de los principales errores que solemos cometer, y en el que caemos todos, es la realización del ejercicio con un peso demasiado alto. Hay que entender que los músculos que componen el hombro son pequeños y por lo tanto la carga que aguantarán no será demasiado elevada. El exceso de carga es el inicio de todos los errores a la hora de trabajar hombro de este modo, ya que involucraremos otros grupos musculares y realizaremos giros posturales que nos ponen en riesgo.

Arquear demasiado la espalda en la parte lumbar

Derivado de este exceso de carga suele estar el arqueamiento de la espalda. Normalmente si realizamos el press de pie la tendencia arquear la espalda es mayor, ya que lo que realmente estamos haciendo es apoyarnos en la espalda, concretamente en la zona lumbar, para elevar la carga. Este gesto lo solemos hacer también cuando nos sentamos en un banco para realizar el ejercicio. Es uno de los vicios más comunes que adquirimos y que es necesario evitar, pues el daño que podemos hacernos en la espalda es elevado. Evitar el exceso de carga es fundamental para evitarlo.

No realizar el movimiento completo

Otro error que solemos cometer a la hora de ejecutar este ejercicio es no realizar el movimiento completo. Como siempre, y como hemos indicado anteriormente, el error aquí es también el exceso de carga que nos obliga a detenernos y elevar la carga a medio recorrido, cuando lo ideal es bajar hasta la altura de los hombros para incidir al máximo mediante un recorrido completo. Es necesario que tengamos esto en cuenta, pues esa es la base para ganar fuerza en esta parte del cuerpo.

Doblar la espalda a los lados

Otro punto en el que tenemos que tener cuidado es doblar la espalda hacia los lados. Normalmente esto lo solemos hacer porque una de las partes suele estar descompensada y no aguanta bien la carga que le estamos aplicando. Por ello, y para evitarlo, como hemos repetido varias veces, lo ideal es disminuir la carga. Además, para mejorar la ejecución del ejercicio lo recomendable es colocarse delante de un espejo para comprobar que el movimiento es el adecuado y que no estamos realizando giros ni posturas raras que puedan dañarnos.

Imagen | IStockPhoto Video | Youtube/ InfoCulturismo.com - Foro de Culturismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio