Compartir
Publicidad
Crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes: receta saludable
Recetas Saludables

Crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes: receta saludable

Publicidad
Publicidad

En estos días de primavera inestable con días que de repente se vuelven más frescos, las cremas de verduras son un recurso recurrente en mi cocina. Ligeras pero saciantes, ahora podemos degustarlas más templadas u optar por recetas que son igual de sabrosas servidas más frías, como esta crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes.

La crema se puede variar un poco al gusto jugando con las hortalizas a partir de esta receta base, muy suave pero sabrosa. Aprovechando que están de temporada, los espárragos verdes más finos son perfectos para separar las puntas y saltearlas, convirtiéndolas en una guarnición crujiente como contraste de texturas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Calabaza pelada 800 g
  • Dientes de ajo 1
  • Cebolla dulce 1
  • Puerro 1
  • Caldo de verduras o de pollo 500 ml
  • Miso (opcional) 15 ml
  • Espárragos verdes finos 15
  • Huevas de pescado al gusto (salmón, mújol, sucedáneo...)
  • Cúrcuma molida o fresca al gusto
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebollino

Cómo hacer crema de calabaza con puntas de espárragos crujientes

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m

Pelar la calabaza y retirar las semillas. Cortar en cubos y pesar para separar los 800 g que necesitamos. También se puede completar el peso con una patata pequeña o zanahoria. Picar la cebolla y el diente de ajo, cortar el puerro lavado en rodajas.

Calentar un poco de aceite de oliva en una olla grande y añadir la cebolla con una pizca de sal. Cocinar a fuego suave hasta que esté tierna y transparente. Añadir el ajo y remover bien para que suelte su aroma sin quemarse. Incorporar el puerro y sofreír el conjunto un par de minutos.

Agregar la calabaza con cúrcuma al gusto (si usamos), salpimentar y cubrir con el caldo. Llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocinar durante unos 30 minuto, o hasta que la calabaza esté muy tierna. Añadir el miso, y triturar muy bien.

Lavar los espárragos y separar las puntas. Saltear en una plancha con una pizca de sal a fuego fuerte, brevemente, dejándolas bien crujientes sin quemarse.

Servir la crema de calabaza con las puntas crujientes, añadir unas huevas de pescado al gusto (o sucedáneo de caviar vegetal). Agregar pimienta molida y cebollino lavado bien picado.

Crema de Calabaza con Espárragos. Pasos

Con qué acompañar la crema

Esta crema de calabaza es muy suave y admite otros aderezos, por ejemplo un poco de queso rallado, un chorrito de nata vegetal o un poco de yogur, frutos secos picados o huevo cocido o escalfado. Una buena ración puede ser una cena ligera con un poco de pan de calidad, pero también es un estupendo primer plato de un menú más completo. Se puede tomar caliente o templada, incluso fría está muy rica.

En Vitónica | Semillas o pipas de calabaza tostadas. Receta de snack saludable
En Vitónica | Salteado de pollo al pimentón con calabaza. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio