Crêpes de trigo sarraceno o alforfón: receta saludable sin gluten para rellenar al gusto
Recetas Saludables

Crêpes de trigo sarraceno o alforfón: receta saludable sin gluten para rellenar al gusto

Con trigo sarraceno o alforfón se elaboran las tradicionales galettes francesas, aunque muchas recetas también incorporan una parte de trigo común para aportar elasticidad. Con algo de maña podemos usar solo este cereal sin gluten y preparar crêpes saludables y versátiles para toda la familia, de textura más rústica y también más saciante, para rellenar como más nos gusten.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Harina de trigo sarraceno (alforfón) 150 g
  • Huevos (65 g cada huevo con cáscara, aprox.) 2
  • Leche o bebida vegetal 125 ml
  • Agua (aproximadamente) 70 ml
  • Sal una pizca 1 g
  • Aceite de coco o de oliva para cocinar
  • Canela molida o vainilla para espolvorear (opcional)
  • Especias molidas (opcional)

Cómo hacer crêpes de trigo sarraceno sin gluten

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 30 m

Disponer la harina de trigo sarraceno en el recipiente de la batidora de brazo o una de vaso, y echar los huevos, la leche o bebida vegetal, una pizca de sal (opcional) y un aroma al gusto si se desea (vainilla, canela... o alguna especia para crêpes salados, como pimienta o curry). Añadir los 70 ml de agua y triturar bien.

Comprobar la textura y echar un poco más de agua -poco a poco- si estuviera muy densa; debe quedar una papilla viscosa pero no muy espesa, que al levantar la batidora apenas deje marca y esta desaparezca rápidamente. Tapar y dejar reposar 30 minutos, en la nevera si se deja más tiempo.

Volver a remover con unas varillas manuales o una cuchara y de nuevo ajustar la textura, pues al reposar podría haber espesado más aún. Si estuviera muy fría por haberla refrigerado, dejar atemperar un poco.

Crepes de Sarraceno

Calentar una sartén o plancha antiadherente a potencia media y pintar con el aceite de coco. Verter la masa usando un cucharón grande o una medida de unos 60 ml, en el centro (o a ojo directamente del recipiente, si somos mañosos), girando rápidamente la sartén con la mano apartándola del fuego para extender la masa.

Puede que la primera unidad nos quede mal, aunque será comestible. Ajustar el diámetro y grosor al gusto; podemos ayudarnos de una espátula plana para extender la masa. Pasados 1-2 minutos, dar la vuelta levantando los bordes y cuajar 1 minuto por el otro lado. Retirar a un plato, tapar con film o un paño, y continuar.

Con qué acompañar los crêpes

En nuestro caso apostamos por un relleno dulzón para una merienda de antojo en casa con la mermelada sin azúcar añadido de frutos rojos que ya compartimos, además de canela molida por encima. Los crêpes se pueden rellenar con frutas al gusto, frescas y cortadas, maceradas en zumo de naranja estilo macedonia -para liberar mejor sus azúcares naturales- o con una compota ligera. Estas frutas con yogur espeso o un queso fresco tipo requesón o cottage quedan también muy bien, pero podríamos elegir como alternativa un relleno salado, con queso de cabra, pollo cocido o asado, atún o bonito en conserva, salmón ahumado, aguacate y ensalada, tofu ahumado, etc.

En Vitónica | Crepes fitness de avena: receta saludable para desayunos o meriendas
En Vitónica | Tortitas fitness de almendra y mantequilla de cacahuete: receta saludable baja en hidratos sin gluten

Temas
Inicio