Publicidad

Ensalada de calabacín a la plancha con queso feta: receta saludable, fácil y rápida
Recetas Saludables

Ensalada de calabacín a la plancha con queso feta: receta saludable, fácil y rápida

Publicidad

Publicidad

En verano no solo se llenan de fruta los mercados, también es el mejor momento para aprovechar hortalizas tan saludables como la berenjena o el calabacín, ligeras pero bien cargadas de nutrientes. El calabacín se puede consumir crudo, pero hay que reconocer que tiene mucho mejor sabor cocinado, y sigue siendo muy adecuado para platos frescos que se preparan en un periquete. Esta ensalada de calabacín a la plancha es un estupendo primer plato o guarnición que también puede convertirse en una cena ligera.

El punto del calabacín se puede ajustar al gusto, marcándolo más al dente, cortando las rodajas más gruesas y salteándolas lo justo, o dejando que caramelice ligeramente con sus propios jugos para ofrecer una textura más tierna y sabores más intensos. Otra buena idea es combinar ambas opciones para jugar en el plato con los contrastes.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Calabacín grande o 2 pequeños 1
  • Dientes de ajo 1
  • Queso feta griego 50 g
  • Perejil fresco o cilantro o eneldo
  • Limón 1
  • Semillas de sésamo
  • Vinagre de manzana o arroz o Jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Cómo hacer ensalada de calabacín a la plancha con queso feta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 15 m

Lavar y secar el calabacín. Cortar en rodajas no muy finas, un poco al gusto según se prefiera un resultado con más o menos mordida. Salpimentar y calentar un poco de aceite en una buena plancha o sartén antiadherente, a potencia media-alta.

Agregar el calabacín cuando esté caliente y saltear las rodajas unos minutos, removiéndolas con una espátula o agitando la sartén, hasta que estén al punto deseado. También se pueden hacer a la parrilla, girando cada pieza con unas pinzas, si son grandes.

Calabacin a la Plancha. Pasos

Retirar a una fuente. Repartir por encima abundante perejil fresco picado groseramente, bien lavado y seco, y el queso feta cortado en cubos pequeños. Añadir ralladura de limón y un poco de zumo, aliñar con buen aceite de oliva virgen extra y terminar con sésamo tostado.

Dejar reposar y enfiar unos minutos a temperatura ambiente o en la nevera para servirla más fría, dejando que el calabacín coja mejor los aromas del plato.

Con qué acompañar la ensalada de calabacín a la plancha

Esta receta de ensalada de calabacín es muy versátil porque podemos servirla más fría y reposada, dejando que los sabores y el aliño se asienten con la verdura, o más templada. Podemos acompañarlo de una cama de mezcla de hojas verdes o añadir otras hierbas aromáticas. Es una excelente guarnición de carnes y pescados, y nos servirá como primer plato en cualquier menú veraniego.

En Vitónica | Salteado de calabacín con gambas. Receta saludable
En Vitónica | Huevos al horno con calabacín, receta saludable

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios