Compartir
Publicidad

Ensalada de otoño ligera. Receta saludable

Ensalada de otoño ligera. Receta saludable
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es cierto que durante los meses fríos apetecen platos de cuchara más o menos humeantes, pero también es una buena época para preparar ensaladas acordes con la temporada. Esta receta de ensalada de otoño combina deliciosamente algunos ingredientes típicos muy saludables.

Me gusta usar como base de hoja verde una mezcla de canónigos y rúcula, ya que el amargor de la segunda queda equilibrado por el primero, pero también podemos usar brotes de espinacas, escarola o lechuga hoja de roble. Las cantidades son orientativas, al gusto de cada uno.

Ingredientes para 1 ración generosa

  • 40 g de rúcula, 40 g de canónigos, 1 manzana pequeña, zumo de limón, 2-3 orejones de albaricoque, 1 cucharada de semillas de calabaza, 2 cucharadas de granada, 20 g de queso de rulo de cabra o queso feta, aceite de oliva, miel, vinagre de manzana, sal y pimienta negra.

Cómo hacer ensalada de otoño ligera

Lavar y escurrir bien la rúcula y los canónigos. Disponer en el fondo de una fuente o plato. Colocar un cuenco con agua y el zumo de medio limón. Lavar la manzana y cortar por la mitad. Descorazonar y cortar en láminas muy finas, usando una mandolina si tenemos. Sumergir la manzana en el agua con limón para evitar que se oxide.

Picar los orejones de albaricoque en el tamaño que más nos guste. Si están muy secos o duros, podremos dejarlos a remojo una hora antes. Tostar las semillas de calabaza en una sartén sin aceite, hasta que esté bien crujiente. Despepitar la granada.

Distribuir sobre las hojas verdes la manzana y añadir los orejones, las semillas, la granada y el queso desmenuzado. Batir un par de cucharadas de aceite de oliva con un poco de miel, vinagre de manzana, pimienta y sal, y aliñar.

Ensalada de Otoño. Pasos

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Lo mejor es servir esta ensalada de otoño inmediatamente, para que todos los ingredientes estén frescos y en su punto, pero sin pasar por el frío de la nevera que es menos agradable en los meses fríos. Se podrían añadir unas nueces picadas o un toque de mostaza al aliño.

En Vitónica | Crema de zanahoria y jengibre. Receta saludable
En Vitónica | Puré de batata o boniato con huevo escalfado. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio