Judías verdes con jengibre, miso y sésamo: receta saludable
Recetas Saludables

Judías verdes con jengibre, miso y sésamo: receta saludable

Las judías verdes son una guarnición muy socorrida y muy popular en la cocina europea, y que a mí me gusta convertir en primer plato o base para una cena saciante pero ligera. Es fácil darles un toque especial de sabor con recetas como estas judías verdes con jengibre, miso y sésamo, con un puntito picante opcional.

La variedad de judías bobby, redondas o finas son perfectas para cocinarlas en su punto, apenas unos minutos, dejando una textura ligeramente crujiente y su bonito color verde. Siempre insisto mucho en la importancia de controlar el tiempo de cocción de cada verdura, ya que marca la diferencia en cualquier plato.

Un vistazo a…
El desayuno NO es la comida más importante del día | Se me cae un mito

Ingredientes

Para 2 personas
  • Judías verdes redondas (aproximadamente) 300 g
  • Jengibre 1 trocito fresco
  • Dientes de ajo 1
  • Miso 15 ml
  • Guindilla fresca roja pequeña (opcional) 1
  • Semillas de sésamo al gusto
  • Limón 1
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Huevos (opcional) 2

Cómo hacer judías verdes con jengibre, miso y sésamo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m

Lavar y secar con suavidad las judías verdes. Cortar las puntas (yo suelo quitar solo el extremo unido a la ramita) y las posibles partes dañadas. Cocer al vapor o en agua hirviendo durante unos 4-8 minutos.

Es importante controlar muy bien el punto, queremos que conserven el color verde y permanezcan un poco crujientes. Enjuagar rápidamente con agua fría o cortar la cocción en un recipiente con hielo. Reservar.

Pelar el jengibre y el diente de ajo, y picar ambos muy finos. Cortar en tiras finas la guindilla o pimiento rojo picante, previamente lavado, sin las semillas.

Calentar un poco de aceite de oliva con un chorrito de agua en una sartén o cazuela y dejar que estos ingredientes suelten su aroma. Añadir el miso y diluir en la sartén, añadiendo más agua si hiciera falta. Incorporar la guindilla y un chorro del zumo del limón.

Agregar las judías a la sartén y dar unas vueltas para que se impregnen de los sabores. Salpimentar al gusto, añadir ralladura de limón y sésamo tostado. Servir con huevo cocido o pochado, opcional.

Judias

Con qué acompañar las judías verdes

Recién hechas o templadas, estas judías verdes con miso, jengibre y sésamo pueden servirnos de guarnición, primer plato o plato completo a compartir entre dos, añadiendo una proteína sencilla como el huevo. Podemos dejar las judías cocidas con antelación y darles la última pasada por la sartén justo antes de servir. Me gusta más usar sésamo tostado porque tiene más sabor y añade otro toque crujiente.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio