Compartir
Publicidad
Mousse de fresas y queso fresco: receta saludable de postre
Recetas Saludables

Mousse de fresas y queso fresco: receta saludable de postre

Publicidad
Publicidad

Las fresas y fresones de temporada me gustan tanto que las considero verdaderas golosinas naturales. Por sí solas me parecen ya un dulce delicioso, pero también me gusta aprovechar para utilizarlas en algún postre saludable, como esta receta de mousse de fresas y queso fresco.

Las redes sociales pueden ser una buena fuente de inspiración y yo supe que tenía que probar la propuesta de Cristina cuando la compartió en su cuenta de Instagram. Solo he cambiado la gelatina en láminas por agar-agar, gelificante vegetal que me parece más sencillo de utilizar y más estable. Además, no he añadido nada de azúcar ni edulcorante, pues las fresas eran ya muy dulces y jugosas.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Fresa o fresón pesadas sin rabito 500 g
  • Queso fresco batido desnatado 500 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Agar agar (equivalente a 9 hojas de gelatina) 2 g

Cómo hacer mousse de fresas y queso fresco

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Reposo 2 h

Lavar muy bien las fresas, con suavidad, y secarlas con cuidado. Retirar el rabito y trocearlas, pesándolas ahora para obtener medio kilo. Triturar con un robot de cocina, picadora o procesador de alimentos, hasta tener un puré sin grumos de fruta.

Incorporar el queso fresco batido desnatado, escurrido, y triturar un poco más para mezclar. Se puede usar también yogur griego natural -o yogur normal natural, pero que sea cremoso-.

Combinar el agar-agar y calentar en un cazo a fuego suave, hasta justo llevar a ebullición. Remover bien y repartir en moldes, vasitos o un gran molde grande. Esperar a que enfríe un poco y llevar a la nevera, donde tendrá que reposar como mínimo dos horas.

Nota: es importante leer bien las instrucciones del agar-agar, ya que cada marca puede dar indicaciones distintas. Se puede sustituir por 9 hojas de gelatina en láminas o gelatina neutra en polvo. Queremos una textura cremosa, no gelatinosa, por eso no es recomendable usar más de 2 g.

Mousse de Fresas. Pasos

Con qué acompañar la mousse de fresas

Esta mousse de fresas y queso fresco se puede servir con fruta fresca de temporada, decorando con alguna fresa bien presentada, frutos rojos o unas hojas de menta. En días más cálidos sienta muy bien como postre fresco, aunque también es perfecto para tomar a media mañana o de merienda, ya que es un bocado ligero pero saciante.

En Vitónica | Vasitos de yogur, fresas y semillas de chía con crujiente de avena. Receta saludable
En Vitónica | Smoothie bowl de fresas, plátano y queso fresco con avena. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio