Compartir
Publicidad
Sopa fría de melón al curry con queso feta y pipas: receta saludable refrescante
Recetas Saludables

Sopa fría de melón al curry con queso feta y pipas: receta saludable refrescante

Publicidad
Publicidad

No puedo imaginar un verano sin melón. Siendo de Murcia y veraneando entre melonares era inevitable tener siempre la fruta fresca y cortada esperando en la nevera, delicioso a cualquier hora. Ahora, con recetas como esta sopa fría de melón al curry con queso feta y pipas, me estoy animando a convertirlo en protagonista de platos salados.

El gazpacho de melón es una de mis variaciones favoritas del clásico de tomate, pero esta receta es aún más simple y también deliciosa. Solo hay que triturar bien la fruta y servir la sopa con una buena guarnición, para la cual siempre se agradece un toque crujiente. Ligera, hidratante y nutritiva, esta sopa es perfecta para días de mucho calor.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Melón piel de sapo (peso aproximado sin la piel) 600 g
  • Mezcla de especias de curry (o al gusto) 4 g
  • Sal 2 g
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Queso feta griego (certificado original) 50 g
  • Pipas de girasol o calabaza 25 g
  • Menta fresca o hierbabuena al gusto
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra extra para servir

Cómo hacer sopa fría de melón al curry con queso feta y pipas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m
  • Reposo 1 h

Cortar el melón en rodajas longitudinales, retirar las semillas y cortar en cubos, desechando la piel, procurando no desperdiciar demasiada fruta. Triturar muy bien con una batidora, trituradora o procesador de alimentos, añadiendo una pizca de sal, el curry y el aceite de oliva virgen extra.

Probar el punto de la sopa y añadir un poco más de sal, aceite de oliva o especias, si se desea. Se puede probar con otro tipo de melón para experimentar con los sabores, auque yo recomiendo piel de sapo o cantalupo, que tienen aromas muy diferentes pero ambos combinan muy bien en platos salados.

Cortar el queso feta en triángulos y tostar ligeramente las pipas, si se quiere un punto aún más crujiente. Lavar, secar y picar las hojas de menta o hierbabuena. Se puede usar otra hierba fresca al gusto, como albahaca o cilantro, o una mezcla de varias. La menta y la hierbabuena potencian el efecto refrescante.

Servir la sopa de melón muy fría en cuencos con la guarnición. Añadir un golpe de pimienta negra recién molida y un poco de buen aceite de oliva virgen extra. Para tomar la sopa al momento es buena idea tener el melón en la nevera unas horas antes de preparar la sopa.

Sopa de Melón. Pasos

Con qué acompañar la sopa fría de melón

Al igual que el gazpacho o que otro plato de cuchara frío, la sopa fría de melón al curry con queso feta y pipas es un primer plato estupendo para cualquier menú de verano. Podemos servir raciones más pequeñas y convertirlo en aperitivo o entrante, o convertirlo en la parte central de un almuerzo ligero. El melón puede sentar regular por la noche debido a la cantidad de fibra, aunque triturado se digiere mejor, pero es mejor dar un margen a la digestión antes de ir a la cama.

En Vitónica | Ensalada de sandía, mozzarella y anchoas: receta saludable
En Vitónica | Barquitas de papaya con yogur y cerezas. Receta saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio