Compartir
Publicidad

Entrenamiento de series de carrera: algunas precauciones que debemos tomar antes de comenzar

Entrenamiento de series de carrera: algunas precauciones que debemos tomar antes de comenzar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los corredores hacer series es vital, es un método de entrenamiento que permite mejorar la velocidad de carrera. El entrenamiento de series se realiza a una mayor intensidad que cuando hacemos carrera continua o rodajes, por lo que se requiere de una buena preparación para evitar posibles lesiones y estar en condiciones óptimas, de ahí que tengamos que tener en cuenta algunas precauciones a la hora de hacer series.

Antes de entrenar series hay que hacer un buen calentamiento. No bastará con cinco minutos de trote y algún estiramiento dinámico, sino que alargaremos la carrera de calentamiento a 15-20 minutos a ritmo bajo acabando con algún cambio de ritmo o progresión.

Después, la movilidad articular y trabajo de ejercicios de carrera como skipping o zancada también son importantes, ya que haremos algo de estiramientos dinámicos que luego se van a exigir en las series.

En las series, la fuerza solicitada a los músculos es mayor de lo normal, por eso tienen que estar bien preparados, no estando de más hacer algún ejercicio de fuerza o potencia con poca carga antes de las series: sentadillas, zancadas laterales o frontales, saltos verticales...

También por esta razón el trabajo de gimnasio es tan importante. Para mejorar en carrera no nos basta solo con salir a correr: nuestros músculos deben estar bien preparados para soportar el entrenamiento de series.

Entre serie y serie es preferible tener una recuperación activa para facilitar el retorno venoso y así mejorar la recuperación. Tan solo con caminar de un lado para otro o hacer algún ejercicio de estiramiento dinámico a baja intensidad facilitará que la sangre vaya saliendo del músculo congestionado.

En personas con problemas cardíacos, diabetes u obesidad el entrenamiento de series está desaconsejado por su alta intensidad y el estrés que genera a nivel metabólico, cardiovascular y muscular.

Este artículo fue originalmente publicado por Juan Lara en noviembre de 2011 y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio