Compartir
Publicidad
Publicidad

La fruta, ¿entera o en zumo?

La fruta, ¿entera o en zumo?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los beneficios que nos brindan las frutas los conocemos todos, pero a la hora de consumirlas hay quien piensa que una de las mejores maneras de hacerlo es en zumo. Es aquí cuando surge la eterna pregunta, y es si es mejor comer las frutas enteras o exprimirlas para beberlas.

Los zumos son un buen reclamo para que personas a las que nos les hace demasiada gracia consumir frutas, ingieran este alimento aunque sea de esta manera. Pero debemos tener claro que no es lo mismo consumir la fruta de una forma u otra, ya que el aprovechamiento de los nutrientes que nos brinda este alimento no es el mismo. Desde luego que el zumo es la forma más sencilla de consumir fruta, lo que hace que esté muy extendida. Pero no por ello es la mejor manera, sino que tenemos que saber algunas cosas al respecto.

Las frutas contienen en sí mismas infinidad de nutrientes. Básicamente su contenido está compuesto por agua, fibra y numerosas vitaminas, además de azúcares naturales conocidos como fructosa. Todos estos nutrientes conforman las frutas. Al ser un todo, requiere que para beneficiarnos de estos nutrientes consumamos las frutas enteras, ya que es la única manera de no desaprovechar partes de las frutas, y dejar por ello de lado algunos nutrientes beneficiosos para el organismo.

Consumir la fruta exprimida evita que ingiramos la pulpa y el resto de partes que forman este alimento y que contienen infinidad de nutrientes. Cuando exprimimos las piezas de fruta debemos tener varias cosas en cuenta. Normalmente para obtener un vaso de zumo necesitamos varias piezas de fruta, ya que al eliminar la pulpa y quedarnos solo con el líquido el volumen es inferior. Esto hace que consumamos más cantidad de fructosa, lo que añade más calorías que si consumiéramos únicamente una pieza de fruta entera.

A este aumento de las calorías debemos sumarle la pérdida de fibra que se produce al exprimir las piezas de fruta y eliminar la pulpa. Al hacer el zumo se supone que aprovechamos al máximo las vitaminas y los líquidos de la fruta, pero esto no es así, ya que la fruta en sí misma es el recipiente perfecto de las vitaminas, pues se conservan intactas y si la consumimos entera estamos dotando a nuestro cuerpo de las reservas necesarias. Al exprimirla muchas vitaminas se destruyen al cambiar de estado la fruta y entrar en contacto con el oxígeno.

Consumir zumo por sí solo no nos va a quitar el hambre como lo hará comer una pieza de fruta entera, ya que como hemos comentado anteriormente, la fibra que contiene cada pieza ayudará a saciarnos y acabar con el hambre. Pero el zumo al ser líquido es absorbido antes por el organismo, con lo que los nutrientes se asimilan con más facilidad, pues la fruta debe ser fermentada en el aparato digestivo para ser asimilada por el organismo.

Sea como sea, es importante que consumamos frutas y verduras. Aunque siempre es mejor hacerlo de forma sólida y entera, el zumo puede ser una buena solución para aquellas personas que de lo contrario no consumirían este tipo de alimento.

Imagen | SXC

En Vitonica | ¿Qué es mejor, comerse o beberse la fruta?
En Vitonica | No es lo mismo un batido que una fruta fresca
En Vitonica | ¿Cuánta fruta comes al día?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos