Publicidad

Las vitaminas que no pueden estar ausentes en la dieta del deportista

Las vitaminas que no pueden estar ausentes en la dieta del deportista
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si bien para vivir con salud necesitamos de múltiples nutrientes, entre ellos vitaminas y minerales, cada uno cumple con una función determinada y por esa razón, algunos más que otros no pueden estar ausentes en la dieta de una persona que realiza deportes o se ejercitar regularmente.

Desde Vitónica te mostraremos las vitaminas que no pueden faltar en tu dieta para mantener un cuerpo sano y en forma, al mismo tiempo que favoreces tu práctica de actividad física y reduces el riesgo de lesiones durante la misma.

  • Vitamina D: participa en la formación de huesos y dientes al intervenir en el metabolismo del calcio, un mineral fundamental para facilitar la activación muscular. Un déficit de esta vitamina puede causar dolores de espalda, dolores de tipo reumáticos y mayor riesgo de lesiones. Podemos obtenerla al exponernos a la luz solar o bien mediante la ingesta de alimentos de origen animal como salmón, sardinas, yema de huevo, carnes y leche.
  • Vitamina E: Protege al sistema nervioso y al músculo esquelético de la oxidación, por lo que es imprescindible para que los procesos neuromusculares se lleven a cabo con normalidad. Su función antioxidante también refuerza el sistema inmunológico de los deportistas y compensa el estrés del esfuerzo físico. La podemos encontrar en alimentos como vegetales color verde, legumbres, nueces, germen de trigo, aceites vegetales y granos enteros.
  • Vitamina C: actúa como antioxidante, facilita la cicatrización de heridas y estimula la absorción del hierro, intervención fundamental para prevenir anemias e inadecuados procesos de oxigenación durante la actividad física. La podemos incorporar mediante la ingesta de frutas y verduras frescas como cítricos, melón, piña, brócoli, pimientos, tomate y demás.
  • Vitamina B1 o tiamina: es un compuesto fundamental en el metabolismo de los hidratos de carbono, por lo que facilita la obtención de energía a partir de los mismos. Un déficit de tiamina puede originar debilidad muscular, falta de coordinación y afecciones cardíacas. Sus fuentes alimentarias son los granos enteros, las carnes, aves, pescados, yema de huevo y legumbres.
  • Vitamina B3 o niacina: forma parte de las coenzimas que intervienen en el matabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas, por lo tanto es indispensable para el correcto aprovechamiento de los alimentos en el organismo. La podemos encontrar en alimentos de origen animal, así como en legumbres o cereales integrales.


Como ya dijimos, para vivir con salud y que nuestro cuerpo responda sin dificultades ante un esfuerzo físico, todas las vitaminas y minerales deben estar presentes en nuestra dieta, mediante una alimentación equilibrada que no propicie carencias ni excesos.

No obstante, éstas son las vitaminas, cuya función es más influyente en los movimientos físicos, la contracción muscular y el adecuado equilibrio energético que favorece la ejercitación física.

En Vitónica | Protege tus músculos con vitamina E En Vitónca | Vitamina B1 para obtener energía En Vitónica | Aumenta tu energía con los nutrientes adecuados En Vitónica | Los minerales que no pueden faltar en la dieta del deportista Imágen | Alimentación saludable

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios