Compartir
Publicidad
"Tengo diabetes porque fui un idiota" Tom Hanks
Vitónica

"Tengo diabetes porque fui un idiota" Tom Hanks

Publicidad
Publicidad

Y es que las estrellas de la gran pantalla tampoco se libran de los desequilibrios que conllevan el sobrepeso y la mala alimentación. Según confiesa el propio Tom Hanks: "tengo diabetes porque fui un idiota"

La diabetes de tipo 2 es una de las enfermedades más extendidas, en gran parte, por culpa de los malos hábitos alimenticios y la tendencia al sobrepeso. Y tanto es así, que finalmente uno de los presagios que tenía el norteamericano se ha hecho realidad. Os contamos su caso y recordamos algunos de los cambios físicos más extremos de las estrellas de cine.

Lo que más ha llamado la atención de la noticia es que ha sido el propio actor quien ha confesado al mundo, en el programa de David Letterman, que la culpa de haber acabado sufriendo esta enfermedad ha sido únicamente suya.

"He sido un idiota y por no haber controlado como es debido mi dieta y mi peso"- aseguraba el actor en declaraciones al programa

Diabetes de tipo 2

"Pensé que podía evitarlo sacando los bollos de mis hamburguesas con queso"

Como todos sabemos, la diabetes de tipo 2, también conocida como "diabetes del adulto", es una enfermedad metabólica caracterizada por altos niveles de glucosa en sangre aunque, generalmente, no requiere de inyección insulínica.

A pesar de ello, el norteamericano de 57 años, a partir de ahora sí deberá seguir un tratamiento de pastillas para equilibrar su resistencia celular a la insulina, trastorno que le ocasiona la necesidad de orinar mucho, una continua sed y cansancio; además de controlar exhaustivamente su dieta, su peso y la práctica de ejercicio.

Analizando cambios físicos de Tom Hanks

"Soy parte de una generación con pereza que ha seguido bailando ciegamente y ahora se encuentran con una enfermedad. Estaba pesado. Me han visto en películas, saben cómo lucía. Fui un absoluto idiota"- declaraba el actor

Precisamente no hace mucho tiempo que tratábamos el tema de los cambios drásticos que han tenido algunos actores por exigencias de guión y, en muchas ocasiones, siguiendo unas pautas "algo cuestionables".

Uno de los cambios que habían sufrido estas estrellas de la gran pantalla se centraba, precisamente, en Tom Hanks y su inolvidable papel en el largometraje Naufragos, para el cual el joven actor tuvo que hacer, no uno, sino dos drásticos cambios físicos por exigencia del guión.

Tom Hanks

Según el propio Tom Hanks confesaba, su intervención en Naufragos fue el papel cinematográfico más duro de su carrera, tanto a nivel físico como mental, ya que primeramente tuvo que engordar 20kg para después volver a adelgazar más de 30 y meterse en el pellejo de un auténtico superviviente.

Pero, ¿lo hizo de un modo correcto y controlado, o actuaciones libres de este tipo lo han llevado a acabar padeciendo esta enfermedad?

Analizando las dietas drásticas de Tom Hanks

Para la película de Naufragos, Tom Hanks dio dos claros giros en su físico:

  • Subida de peso: para la primera parte de la película, donde tenía que engordar 20kg, el actor declaró que había basado su alimentación en carbohidratos y comida rápida: hamburguesas, perritos calientes, pizzas... acompañado de un absoluto sedentarismo.
Tom Hanks
  • Bajada de peso: en la segunda parte del rodaje, el actor debía adelgazar más de 30kg en un período de tiempo de cinco meses. Para conseguirlo, según él mismo afirmaba, comía únicamente la cantidad de alimentos que le cabían en un puño, bajo constante vigilancia, eso sí, no sabemos si de un experto o, según declaraba, únicamente de sus propios familiares.

"Empecé la dieta en octubre, y mientras duró el rodaje en la isla, que terminó en febrero, estuve bajo una constante vigilancia. Engordar fue bastante sencillo, pero adelgazar me costó muchísimo, ha sido una de las peores experiencias que he tenido en mi carrera como actor. Tenía constantemente a mi mujer y a mis hijos vigilándome, cada vez que intentaba comerme una galleta de chocolate alguien me daba un cachete”

Tom Hanks

Lo cierto es que en sus declaraciones no parecía haber constancia de supervisión médica, ya que me parece bastante improbable que un nutricionista te recomiende adelgazar más de 30kg comiendo únicamente lo que cabe en un puño y sin aconsejar en ningún momento la práctica de ejercicio...

Sea como fuere, lo cierto es que a lo mejor estos drásticos y poco controlados sistemas de engordar/adelgazar, que ha seguido el actor en el pasado, pueden haber hecho un grave daño en la salud de la estrella norteamericana que, a día de hoy, se han visto traducidos en padecer este tipo de enfermedad.

Los cambios más extremos en el mundo del cine

En nuestra serie de cambios drásticos del cine, analizamos no sólo el caso y la dieta de Tom Hanks, sino la de muchos otros actores como:

"Mi cuerpo era como un pichón de pájaro pidiéndome todo el tiempo que lo alimente y yo sabía que no iba a hacerlo"

  • Matthew McConaughey, que adelgazó más de 20kg para su papel en la película Dallas Buyers Club, donde se quedó en apenas 62kg.

"No voy a mentir, la dieta fue extrema. Tomaba una Diet Coke, dos claras de huevo a la mañana, una porción de pollo, otra Diet Coke. Fue durísimo, siempre estaba hambriento y muy irritable" comentaba el actor.

matthew mcconaughey
  • Christian Bale, que adelgazó 29kg para su papel en El Maquinista donde llegó a los 55kg, a través de una dudosa dieta, a base de latas de atún, algún yogur y una manzana, que fue rigurosamente llevada a juicio.

"Con el tiempo, ya no podía ni correr", comentaba el actor. "Era más como andar a tropezones, las piernas se me habían atrofiado a tal punto que se veían cómicas"

Christian Bale

"Logré bajar a 60kg, y mido 1,85. Esencialmente lo que hice fue casi no comer"

  • Adrien Brody, para la película El Pianista adelgazó más de 15kg alimentándose a base de dos huevos duros y un té verde en el desayuno, un poco de pollo para la comida y algo de pescado con verduras hervidas a la hora de cenar.
    Dieta que radicalmente cambió para volver a ganar 15 kilos de masa magra y representar su papel de mercenario en la película Predators.
Adrien Brodi

Conclusiones

Cambios físicos realmente drásticos que en ocasiones han sido controlados, y en otras muchas... "no tanto". Lo que está claro es que, como el propio protagonista de nuestra entrada de hoy aseguraba, el descontrol alimenticio, el abuso del azúcar, el sobrepeso y, en ocasiones, las consecuencias de actuaciones extremas y agresivas, acaban manifestándose en nuestro cuerpo y en nuestra salud.

Imágenes | Web Oficial Tom Hanks, Vitónica

En Vitónica | El ejercicio, la mejor medicina para la diabetes tipo 2
En Vitónica | Controlar las raciones de comida ayuda a perder peso y controlar la diabetes tipo 2

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos