20 hábitos saludables de alimentación y fitness para cuidar tu salud
Wellness

20 hábitos saludables de alimentación y fitness para cuidar tu salud

HOY SE HABLA DE

Para mantener y cuidar tu salud se debe tener ciertos hábitos diarios que te van a ayudar a hacerlo, y que sin ellos no vas a poder tener una buena calidad de vida.

Aunque esta vez nos vamos a centrar en aquellos hábitos de alimentación y deporte, hay muchos más a los que tener en cuenta, ya que son también muy importantes.

Cuidarse es muy importante para que tu calidad de vida se mantenga lo máximo posible en el tiempo, es por ello que te vamos a mostrar 20 hábitos saludables de alimentación y fitness para cuidar tu salud.

Hábitos saludables de alimentación

Trata de beber agua con regularidad

El agua es vida, y como tal no deberíamos subestimar la gran importancia que tiene en nuestra salud, de hecho la deshidratación puede ser fatal para la persona que la sufre.

Bebe agua con regularidad, intentando siempre llegar a la cantidad recomendada que varía dependiendo de la edad, del género, de la actividad física, de la temperatura ambiente y de tu estado de salud.

No bebas alcohol

Si quieres mantener una buena calidad de vida y un buen estado de salud, cualquier sustancia tóxica debería ser descartada totalmente, como es el caso del alcohol.

Su consumo está asociado a muchas patologías crónicas y agudas, que con el paso del tiempo, van a disminuir mucho tu buen estado de salud, por lo que evita su consumo lo máximo posible.

Intenta reducir el consumo de refrescos

El líquido ideal es el agua, sin lugar a dudas, aunque también un refresco apetece de vez en cuando, pues hay que intentar que este sea con cero azúcares y calorías, aunque estos también están relacionados con ciertos problemas de salud, sobre todo si su consumo es diario.

Los refrescos azucarados deberían ser descartados si quieres tener una buena salud, ya que estos son los responsables de enfermedades como la diabetes, por lo que deberías reducir o eliminar su consumo.

Agua

Aprender a comer con inteligencia

Las dietas están bien y te ayudan a seguir un patrón de alimentación, por lo que es más fácil mantener una alimentación saludable, pero lo ideal es que aprendas a comer de forma saludable y equilibrada sin necesidad de ninguna dieta.

Es allí donde vas a empezar a notar como tu peso, tu energía, tu cuerpo, tu mente cambia radicalmente, porqué estarás incorporando una alimentación completa pero sin necesidad de seguir dietas, y mucho menos restrictivas.

Trata de planificar bien tus comidas

Planificar bien lo que te vas a comer durante la semana e incluso tenerlo cocinado es una opción excelente para evitar que comas algún alimento que no debes.

Cocina todos los platos el domingo, por ejemplo, y así los tienes preparados para toda la semana, y de esta manera si tienes falta de tiempo, no va ser un problema.

Planificar

Intenta evitar comidas procesadas y preparadas

Este está muy relacionado con el anterior, ya que está muy ligado a la no planificación de las comidas y a la falta de tiempo. La falta de estos dos factores provoca que tendamos a comer comidas preparadas y procesadas, ya que de esta manera no tenernos que cocinar.

También la falta de educación a la hora de comer bien provoca que se consuman este tipo de alimentos. Además hay ciertas personas que tienen una adicción a comer este tipo de alimentos.

Mejor comer en casa

Una forma de solucionar el punto anterior es comer en casa y evitar comer en restaurantes, sobre todo de comida basura. Comer en casa implica saber lo qué cocinas y por qué lo estás cocinando.

Entonces, si quieres tener un buen estado de salud, es preferible que comas en casa, aunque puedes comer fuera sin problema, siempre que sea de vez en cuando y siempre evitando los restaurantes de comida rápida.

Come fruta y verdura todos los días

La fruta y la verdura debería ser la parte principal de tu dieta, que junto con las proteínas, las grasas saludables y los hidratos de carbono formen un conjunto y una alimentación completa.

Además, la fruta y la verdura llevan mucha fibra que te va a ayudar a sentirte más lleno, y así vas a comer mejor. A parte, tiene altos componentes de minerales y vitaminas esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Fruta

La comida real es mucho mejor que la procesada

Va de la mano al hábito de no comer comidas procesadas y preparadas, puesto que la comida real es la que te va a dar más nutrientes y, por lo tanto, más beneficios para tu salud.

Intenta invertir más en ti y come comida totalmente natural, o al menos lo menos procesada posible, créenos que tu cuerpo lo va agradecer y tu te vas a sentir mucho más sano.

Intenta masticar lento

Masticar rápido suele ser signo de ansiedad a la hora de comer, además no le permites a tu cuerpo que procese la información al cerebro de que estás comiendo.

Es más, si no masticas bien puede conllevar a la larga problemas a nivel digestivo, ya que el cuerpo necesita mucho trabajo para poder triturar y preparar esa comida para pasarla a los intestinos, por lo que las digestiones se vuelven más pesadas.

Hábitos saludables de fitness

Trata de hacer ejercicio cardiovascular todos los días

Este hábito nos parece imprescindible y queremos aclarar una cuestión, cuando hablamos de ejercicio cardiovascular todos los días es hacer algún tipo de actividad deportiva que te guste.

Es decir, un día sales a correr, el otro haces spinning, el otro haces alguna actividad dirigida, y así todos los días. Es una forma muy divertida y amena de hacer ejercicio físico de forma constante, sin que notes que es monótono.

Trata de hacer ejercicio de fuerza de forma regular

El ejercicio cardiovascular es importante, pero el ejercicio de fuerza lo es también, ya que gracias a realizarlo vas a mantener el sistema musculo-esquelético fuerte y resistente.

Además, una musculatura fuerte y tonificada te reducirá la probabilidad de tener problemas óseos en la etapa adulta de tu vida.

Ejercicio

Estirar todos los días para mejorar la flexibilidad

Esto es algo que nos olvidamos todos y es muy importante que lo hagamos. Una gran parte de la población tiene problemas a nivel muscular que pueden llegar a ser muy incapacitantes.

Y no es solamente esto, la mayor parte de los humanos perdemos la elasticidad muscular a medida que pasa el tiempo. Estirar todos los días, no solamente te va a relajar, sino que vas a sentir menos dolor muscular y óseo, y va a mejorar tu composición corporal y elasticidad.

Calentar antes de entrenar te evitará lesiones

Muchas personas estiran antes de entrenar, cosa que no tiene mucho sentido, ya que no estás calentando de forma activa las partes del cuerpo que vas a entrenar.

Lo ideal es calentar siempre antes de entrenar, ya que de esta manera vas a reducir la probabilidad de sufrir una lesión.

Andar o pasear evita el sedentarismo

En vez de subir por el ascensor sube por las escaleras, en vez de aparcar en la puerta, aparca el coche un poco más lejos y anda; son diferentes estrategias para sumar pasos durante el día.

Moverse y mantenerse activo es muy importante si quieres mantener un buen estado de salud, independientemente de que ese día vayas a hacer alguna actividad deportiva.

Estira

Otros hábitos saludables muy importantes

La meditación es crucial para una mente sana

Este hábito es muy importante, mucho más de lo que nos creemos, ya que nos ayudará a que la mente se calme y no esté todo el día pensando en problemas y situaciones complicadas.

Vamos a permitir a la mente concentrarse en nosotros mismos, en nuestra respiración, y esto nos puede ayudar mucho a reducir el estrés y la ansiedad.

Trata de no fumar

Fumar mata y esto en innegable. Si fumas estás estableciendo un tiempo límite de vida a tu cuerpo, que podría ser más largo. Deja de fumar, ya que de esta forma te notarás mucho más sano.

Cuando inhalas todas las sustancias tóxicas que contiene un cigarro estás dándole a tu cuerpo todas estas sustancias, que al final puede ser fatal para la persona fumadora.

Fumar

El descanso nocturno es esencial

El descanso nocturno es fundamental para que puedas rendir de forma normal al día siguiente, no descansar puede conllevar a una fatiga crónica.

Hay diferentes estrategias para poder tener un buen descanso nocturno, las principales son: fuera luz azul, sin ruido y con la mente totalmente relajada. Puedes probar de hacer meditación antes de dormir, ya que te puede ayudar a conciliar el sueño.

Trata de cuidar tu cuerpo

Hacer ejercicio diario, comer bien, meditar y no tener hábitos tóxicos va a conllevar a que tengas un buen estado de salud, pero no nos podemos olvidar el cuidado del cuerpo.

Esto es el cuidado de la piel, de las uñas, de los dientes y del cabello, que son partes igual de importantes que las demás.

Acude a terapia si lo necesitas

Vivimos demasiado preocupados y en tensión constante, todo lo que sucede a nuestro alrededor son problemas, y esto es cosa de la mente. Mucho de los problemas, no nos damos cuenta, nos los creamos nosotros, haciendo que vivamos en estrés y ansiedad constante.

Sonríe más, disfruta de cada instante y deja fluir el momento presente, verás que muchas de las situaciones que antes te generaban un estrés y una ansiedad que a la larga puede conllevar problemas de salud, desaparecen.

En Vitónica |Cuatro psicólogos nos cuentan cómo generar un nuevo hábito saludable y mantenerlo.

En Vitónica |Siete hábitos saludables que la OMS recomienda que incorpores a tu vida

Imágenes | iStock.

Temas
Inicio