Publicidad

Algunos consejos para evitar los desajustes intestinales en vacaciones

Algunos consejos para evitar los desajustes intestinales en vacaciones
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En verano los viajes y traslados a zonas diferentes de la residencia habitual son algo que está a la orden del día. Muchas son las personas que se ven afectadas por estos cambios, y es que cambiamos los hábitos por completo, y en mucho casos suelen aparecer desajustes digestivos como las diarreas o el estreñimiento. Por ello, y para evitarlo al máximo es necesario que seamos capaces de prevenir mediante una serie de hábitos que queremos se pongan en práctica para no arruinarnos las vacaciones.

Ante todo en necesario tener en cuenta que los desajustes intestinales son muy habituales en esta época del año. Hay que tener en cuenta que el cambio de agua, de hábitos alimenticios, de actividad… son algunas de las causas que pueden hacer que nos veamos afectados. Nuestro estómago es lo primero que se resiente y por ello vamos a repasar algunos consejos sencillos para tener en cuenta antes de que esto suceda.

La importancia del agua que bebemos

En primer lugar es importante que cuidemos la ingesta de agua. El agua suele ser una de las principales causas de estos desajustes. Estos cambios pueden generar diarrea o estreñimiento. Por ello, es recomendable que siempre echemos mano de agua embotellada para cuando estemos de vacaciones. Es mejor que no bebemos agua directamente del grifo, pues el resultado puede ser malo para nuestro sistema digestivo. Pero eso sí, es necesario que estemos bien hidratados en todo momento, pues para evitar el estreñimiento es esencial la hidratación para la lubricación de las heces y la expulsión de las mismas.

Cuidar la alimentación en vacaciones

La alimentación es otro punto importante a tener en cuenta. Por norma general en vacaciones nos relajamos más y siempre solemos acudir a comer fuera, o a llevarnos a la boca cualquier cosa. Dentro de lo posible es mejor preparar la comida por nosotros mismos, pues tendremos cuidado en la conservación de los alimentos y en los ingredientes que vamos a utilizar para así evitar diarreas… Además, es recomendable no ingerir únicamente caprichos y hacer que las frutas y verduras tengan un papel importante en la dieta para así aportar la dosis de fibra que necesitamos para acudir con regularidad al servicio.

El exceso de grasas muchas veces hace que el estreñimiento aparezca. Muchas veces la dieta en vacaciones es más rica en grasa, incluimos más fritos, más harinas… Todo ello puede obstruir nuestro aparato digestivo e influir en el correcto tránsito. Por ello es muy recomendable, además de lo que hemos recomendado antes a la hora de incluir más fibra, es reforzar la flora intestinal con la ingesta de bífidos a Traver de yogures naturales. Las semillas de chía también nos pueden ayudar tomadas cada mañana en ayunas.

La falta de actividad física un potente enemigo

** El sedentarismo** es otro de los errores que comentemos en vacaciones y por el que muchas veces el tránsito se antera, ya que la actividad física ayuda a los movimientos intestinales que nos ayudan a expulsar los residuos. Por ello es recomendable que salgamos cada día a caminar y si podemos, hagamos algún ejercicio de abdominales, pues de este modo mantendremos una buena movilidad y una perfecta evacuación con regularidad.

Imagen | Eric Lumsden

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir