Compartir
Publicidad

El deporte, la mejor medicina contra la depresión postvacacional

El deporte, la mejor medicina contra la depresión postvacacional
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Septiembre siempre significa la vuelta a la rutina. Para la gran mayoría de nosotros es el final de las vacaciones y la recuperación de nuestra rutina diaria. Por esto en muchas personas se desencadena el conocido como síndrome postvacacional o depresión postvacacional. Nosotros en esta ocasión nos vamos a detener en un punto a tener en cuenta a la hora de evitar que esto suceda. Para conseguir plantarle cara recomendamos la práctica deportiva por varias razones.

El deporte es bueno para todos los aspectos de nuestra vida, y la depresión postvacacional no iba a ser menos. Por ello en Vitónica queremos hacer un repaso de los motivos por los que es una de las mejores maneras de hacer frente a la vuelta de este modo.

El deporte, fuente de la felicidad

En primer lugar es importante tener presente que el deporte desencadena en nuestro cuerpo una serie de procesos químicos. En especial hay que destacar la generación de endorfinas que se produce con motivo de la actividad física. Las endorfinas son conocidas como la hormona de la felicidad, por lo que su aumento mediante la actividad deportiva nos ayudará a conseguir un mejor estado de ánimo y poder así afrontar de diferente manera la vuelta a la rutina.

Vía de escape de las tensiones

Otro punto a tener en cuenta es lo que significa el deporte a la hora de aliviar tensiones y dejar de lado el estrés. La vuelta a la rutina puede representar una situación estresante en muchos casos. Por ello es necesario buscar una vía de escape que nos ayude a mantenernos relajados y que nos ayude a liberar tensiones. El deporte es una de las mejores maneras que existe a la hora de conseguir esto y liberar adrenalina que después nos proporcionará un estado de relax.

Una manera de volver a ajustar los horarios

En muchos casos los cambios de horario y las alteraciones alimenticias durante las vacaciones hacen que sea más difícil conciliar de nuevo la rutina. El ejercicio puede ser una buena manera de ajustar nuestro reloj biológico. La manera será que al practicar deporte lograremos estar más cansados por la noche y poder así conciliar mejor el sueño. A esto hay que sumar que además el descanso será mucho más profundo y de mejor calidad.

Un reto que nos mantendrá ilusionados

En último lugar hay que tener en cuenta que el deporte puede suponer un reto en muchos casos. Se trata de un nuevo estímulo que vamos a afrontar y que para muchos será una manera de afrontar la vuelta de otro modo. Marcar nuevas metas, nuevos objetivos, nuevas actividades… Todo es un compendio de acciones que nos ayudarán a desviar la atención hacia el deporte y así conseguir un mejor estado de cara adoptar la rutina que dejamos antes de irnos de vacaciones.

Imagen | Carlos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio