Higiene postural: corrige tu espalda encorvada

Higiene postural: corrige tu espalda encorvada
Sin comentarios

El estilo de vida que llevamos actualmente ha evolucionado mucho y los trabajos más mecánicos han ido evolucionado a trabajos de oficina mucho más sedentarios que consisten en mantener una misma postura durante muchas horas mientras trabajamos con un ordenador, favoreciendo que el riego sanguíneo en nuestras piernas no sea el adecuado y que nuestra postura empeore.

Para corregir el problema, conviene que realicemos ciertos descansos, nos hagamos automasajes o llevemos un estilo de vida activo.

¿Pero, cómo corregir una postura maladaptativa?

Un vistazo a…
23 EJERCICIOS con nuestro propio PESO CORPORAL para ponerte en forma EN CASA SIN MATERIAL Vitónica

Hipercifosis

La hipercifosis o "chepa" es un trastorno en que la columna está curvada, al menos, 45 grados. De modo que pierde la capacidad de movimiento y causarnos dolor, afectando únicamente a nuestra espalda o puede referirse a otros órganos como los pulmones.

Hay distintos tipos de hipercifosis, pero nos vamos a centrar principalmente en la hipercifosis postural.

Esta hipercifosis es la más frecuente, y como su propio nombre indica, se genera a causa del mantenimiento continuado de una postura inadecuada; ya sea por cansancio, estado de ánimo depresivo o falta de fuerza en ciertos músculos. Aunque rara vez conlleva dolor, conviene que la corrijamos para evitar futuros problemas.

espalda

El tratamiento de la hipercifosis postural depende de cosas como lo avanzada que está la patología, al tolerancia del paciente a medicamentos y la edad del paciente.

Lo más conveniente es que se consulte con un fisioterapeuta que sea experto a la hora de tratar este tipo de condiciones. Pero si el grado de curvatura no es especialmente elevado, podemos tratar de corregirla mediante ejercicios como los siguientes:

  1. Apertura de tórax y estiramientos de pectoral y deltoides. Solo se necesita un bastón, situarlo por detrás de nuestros hombros y presionarlo hacia nosotros ligeramente con las manos mientras retraemos la escápula.
  2. Entrenamiento de fuerza. Es conveniente porque aumenta la fuerza de los músculo encargados de mantener la postura. Hay que incluir ejercicios multiarticulares que trabajen la espalda como las dominadas, el remo o el peso muerto.
  3. Corrección postural directa. Otra forma para adoptar una postura adecuada es mediante el uso de una pared. Pegaremos la cabeza, hombros, glúteos y pies a la pared. Además, trataremos de abrir el pecho y empujar la pared hacia detrás con la porción posterior de los hombros.
  4. Corrección postural con palanca. Se puede realizar con una silla que tenga sillín regulable, con una mesa, con un foam roller o, en general, con muchas superficies que nos permitan usar nuestros brazos y parte superior del cuerpo como palanca que ejerza una fuerza detrás sobre nuestra hipercifosis.
  5. Brazos colgando. Con este ejercicio estiraremos la musculatura del pectoral, el deltoides, el trapecio superior y la escápula. Tenemos que tumbarnos boca arriba en una superficie elevada y dejar que nuestro brazo caiga hacia el suelo mientras estiramos nuestro cuello hacia el lado contrario.
foam

En Vitónica | Higiene postural: ¿cómo debo sentarme para evitar el dolor de espalda y otros males mayores?

En Vitónica | Masaje con foam roller: estos son sus beneficios y así te ayuda a recuperarte después del ejercicio

Imágenes | iStock

Temas
Inicio