Las pepitas del melón, el nuevo "superalimento" que podría ser bueno para tu corazón

Las pepitas del melón, el nuevo "superalimento" que podría ser bueno para tu corazón
Sin comentarios

Hemos comentado en muchas ocasiones que los superalimentos, en gran medida, nacieron porque la industria ha contribuido a que existan alimentos con efectos muy negativos para nuestra salud. Por ello, de la misma manera que existen alimentos que perjudican gravemente nuestra salud, haciendo que tengamos muchas probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes tipo 2, también hay alimentos que nos protegen mucho ante este tipo de enfermedades metabólicas y endocrinas.

En alguna ocasión hemos hablado sobre algún superalimento, como es el caso del sésamo, un alimento que tiene gran cantidad de calcio, ayuda a que tengamos un pelo fuerte, reduce el colesterol, etc.

En esta ocasión os venimos a hablar de un alimento que todas, o casi todas las personas tiran a la basura. Vamos a hablar sobre: las semillas del melón.

El melón es una de las frutas del verano junto a la sandía. Podemos decir que esta fruta no pasa desapercibida gracias a su sabor dulce, su gran contenido en agua que permite que no nos deshidratemos en verano y porque es rico en vitaminas, minerales y fitonutrientes que son muy saludables.

Uno de los problemas a la hora de consumir el melón, es que se tira una parte muy importante de este que, como hemos comentado anteriormente, son las semillas del melón.

Qué tienen estas semillas que las convierte en superalimentos

Gran concentración de vitaminas y minerales

Sabemos que es de gran importancia que todos los días alcancemos nuestros requerimientos de vitaminas y minerales porque estos tienen un efecto sobre los procesos metabólicos en nuestro cuerpo. Bien, las semillas de melón son muy ricas en vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina A y minerales como el potasio.

Protege ante enfermedades cardiovasculares

En el mundo occidental hay una gran cantidad de enfermedades cardiovasculares y se debe a que la concentración de colesterol, triglicéridos, etc., están por las nubes. Parece ser que las semillas de melón hacen que los niveles de estas moléculas bajen y, por tanto, nuestro riesgo cardiovascular se reduzca.

Mejoran la motilidad intestinal

Las semillas de melón tienen una gran cantidad de fibra, un nutriente importantísimo en nuestro organismo ya que es el alimento favorito de la flora intestinal. Un consumo adecuado de fibra reduce las probabilidades de tener cáncer de colon, disbiosis, etc.

Ayudan a nuestras defensas

Como hemos comentado anteriormente, las vitaminas y minerales que consumimos tienen un efecto sobre muchas funciones y, entre ellas, está el sistema inmune, haciendo que la capacidad de actuar ante problemas sea mayor.

En Vitónica | Estos son los peores alimentos para tu memoria y concentración

En Vitónica | Ejercicio para novatos: cuántas veces a la semana debo hacer ejercicio y durante cuánto tiempo

Imágenes | iStock

Temas
Inicio