El radical cambio de Orlando Bloom: de escuchar que no iba a poder caminar a realizar este exigente entrenamiento

El radical cambio de Orlando Bloom: de escuchar que no iba a poder caminar a realizar este exigente entrenamiento
Sin comentarios

Me rompí la espalda cuando tenía 19 años y dijeron que no volvería a caminar. Esa es la frase que acompaña la última publicación de Orlando Bloom en la que podemos verle realizando ejercicios de fuerza en el gimnasio. Se trata de toda una historia de superación personal del actor de Piratas del Caribe, que describimos en este artículo. 

El día que pudo cambiarlo todo

 

En 1998 el actor se precipitó desde una altura de tres pisos, rompiéndose la columna vertebral al impactar con el suelo. Hace aproximadamente un año compartió una fotografía de esa etapa de su vida, en la que aparece pedaleando en bicicleta apenas tres meses después del accidente.

Orlando expone el siguiente texto en el pie de foto: este soy yo con mi aparato ortopédico aproximadamente en 1998, tres meses después de que me cayese desde una altura de tres pisos y me aplastase la columna vertebral, escapando por poco de la muerte y la parálisis. Agradecido todos los días por mis extremidades que me permiten superar mis límites y vivir la vida al límite (más seguro ahora).

Es común que los actores y actrices expongan en sus redes sociales sus entrenamientos con los que se preparan para meterse en la piel de su personaje. En Vitónica hemos comentado algunos ejemplos como el entrenamiento de Natalie Portman para 'Thor: Love and Thunder', o la dieta de Alexander Skarsgård para 'El Hombre del Norte.

En este caso lo destacable es como Legolas, del Señor de los Anillos, consiguió superar aquel incidente gracias a una dura rehabilitación y a día de hoy se encuentra con un físico envidiable.

El entrenamiento de Orlando Bloom

 

En el vídeo vemos a Bloom realizando tres ejercicios donde fortalece brazos y tronco. El primero de ellos es un curl de bíceps con barra Z en el que le vemos pelear cada repetición. El segundo es uno de los más duros que existen para trabajar el abdomen: la rueda abdominal o roll out.

Termina realizando una extensión de hombros en polea para estimular la parte posterior de los hombros y la espalda, zona que se dañó hace ya 26 años. El entrenamiento ha formado parte de la vida de Orlando, especialmente por su afición a la bicicleta y al cuidado de su cuerpo, como podemos observar debido a lo bien que luce a los 45 años de edad.

La suerte fue el principal factor que entró en juego aquel día de 1998 en el que por poco el actor pudo no volver a caminar. Una vida activa y el entrenamiento de fuerza son una "ayuda extra a la suerte" que seguro que suman y permiten superar nuestros límites, como dijo Bloom al recordar el suceso.

En Vitónica | Una espalda fuerte es una espalda con menos dolores: tres ejercicios para trabajarla en casa

Imágenes | Instagram de Orlando Bloom

Temas
Inicio