Subir de peso al empezar al gimnasio: ¿es normal?

Subir de peso al empezar al gimnasio: ¿es normal?
Sin comentarios

El ejercicio físico contribuye a adelgazar de diferentes formas y nos beneficia en muchos aspectos, no obstante suele ser muy frecuente subir de peso al empezar el gimnasio. Te contamos que ésto es algo normal y habitual, y te explicamos por qué.

Más kilos pero más salud

Los primeros días entrenamiento físico, sobre todo si hemos pasado de un estilo de vida sedentario a activo, podemos experimentar hinchazón, retención de líquidos y al mismo tiempo un incremento del peso corporal.

Todo esto se debe a cambios a nivel metabólico que implican la activación del sistema muscular y también, la retención de líquidos por parte de nuestros músculos para enfrentar mejor el esfuerzo futuro y recuperarse tras el mismo. Es decir, nuestro cuerpo se prepara para ser más eficiente ante el ejercicio.

Con el paso de los días, el peso corporal puede sostenerse en uno o dos kilos más, mientras que la retención de líquidos o la hinchazón suele desaparecer conforme nos habituamos al entrenamiento.

Este mayor peso corporal implica la ganancia de masa masa muscular y  se traduce en mejor salud para el organismo, a expensas muchas veces de  una reducción en la grasa corporal y un metabolismo más activo que, a largo plazo, puede conducirnos al descenso de peso.

Por todo esto, si has aumentado de peso al empezar el gimnasio o cualquier  otro ejercicio físico esto no debe ser motivo de alarma, ya que constituye un cambio normal de nuestro organismo que igualmente nos  beneficiará. Y si buscamos adelgazar, a largo plazo será posible siempre y cuando acompañemos el entrenamiento de una dieta sana y otros hábitos de vida adecuados.

En Vitónica | Para adelgazar no te centres sólo en el cardoi: así impacta el entrenamiento de fuerza en la pérdida de peso (y una rutina sencilla para empezar)

Imagen | Unsplash

Temas
Inicio