Compartir
Publicidad

Cinco historias que demuestran que nunca es tarde para comenzar a hacer ejercicio

Cinco historias que demuestran que nunca es tarde para comenzar a hacer ejercicio
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

En Vitónica recopilamos muchas noticias de motivación hablando de personas que logran proezas en el mundo del ejercicio físico a pesar de contar con una edad avanzada, o de haber comenzado a hacer ejercicio ya en la edad adulta, o incluso tras la jubilación. Me encanta rescatar siempre estas noticias, pues son muy positivas. Indican que, como digo en el título, nunca es tarde para comenzar a hacer ejercicio, y para notar los beneficios a nivel de salud y calidad de vida que el ejercicio puede ofrecer.
  1. Comenzamos por Constantino Ramírez, que con 79 años era capaz de correr maratones, cuando con 67 se fatigaba para desplazarse 100m.
  2. Tampoco está mal la historia de Steve Way, que decidió iniciarse en el mundo del running con 35 años, y descubrió que estaba hecho para el deporte, convirtiéndose en deportista de élite a pesar de haberse iniciado de forma muy tardía en la que resultaría ser su vocación.
  3. Svend Steensgaard, powerlifter a los 92 años, se inició en ese mundillo cuando ya tenía 77 años de edad.
  4. Charles Eugster batió el récord del mundo en 200 m lisos, a pesar de haber empezado a correr solo un año antes (eso sí, antes había hecho otro tipo de ejercicio, aunque también se inició ya de mayor).
  5. Ernestine Shepherd, culturista a los 79 años de edad, había tenido una vida sedentaria hasta los 56 años de edad. Todo un cambio radical.
  6. Hay muchas más historias, tanto las que hemos recopilado en Vitónica como otros casos que seguramente conoceréis, y que nos encantaría que compartierais con nosotros en los comentarios.

    Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos