Algunos consejos para evitar dolores de espalda en el trabajo

Sigue a Vitónica

oficina

Parece que fue ayer cuando estábamos de vacaciones navideñas, disfrutando del relax de estas fechas, pero ya han pasado las semanas y seguro que a más de uno de nosotros el estrés y la acumulación de trabajo ya nos está pudiendo. Esto se traduce para muchas personas en dolores de espalda, sobrecargas musculares de esta parte, molestias… Por ello en esta ocasión queremos detenernos en este aspecto y ver diferentes alternativas a la hora de evitar que nuestra espalda nos duela. Para ello lo ideal será realizar una serie de ejercicios en el puesto de trabajo para conseguir disminuir la tensión que se genera en la espalda.

Permanecer largas horas con una misma postura frente al ordenador, cargar demasiado la tensión en el cuello, sobre todo en la parte de las cervicales y tener altos grados de estrés son algunos de los motivos por los que nos suele doler la parte del cuello. Para evitar que esto nos suceda es necesario que eliminemos la tensión que se acumula en esta zona, y pare ello simplemente nos servirá con seguir una serie de consejos a la hora de trabajar, ya que con unos estiramientos y una postura adecuada nos servirá para evitar sobrecargas en esta parte del cuerpo.

Colocación en el puesto de trabajo

Antes de nada es necesario tener nociones básicas de cómo colocarse en el puesto de trabajo. En primer lugar hay que tener una silla adecuada que nos permita apoyar toda la espalda para descansar el cuello cuando así lo precisemos. Junto a esto la colocación y adaptación de la misma a nuestro cuerpo es fundamental, ya que las piernas no pueden quedar colgando, y los brazos deben quedar apoyados sobre los apoyaderos laterales, de modo que mientras estemos escribiendo en el teclado del ordenador están apoyados y descansado sin elevar los hombros ni notar tensión en el cuello.

La colocación del ordenador es fundamental también a la hora de prevenir molestias en la espalda. Colocar la pantalla a la altura de los ojos para evitar doblar el cuello hacia abajo o hacia arriba y forzar así la espalda. El teclado es esencial que esté colocado de tal manera que permita que los brazos estén relajados mientras estamos escribiendo para evitar sobrecargar los hombros. Intentar no mirar al teclado para mantener la cabeza fija es esencial a la hora de evitar una sobrecarga innecesaria en esta parte del cuerpo.

Ejercicios para aliviar tensión

Es cierto que la colocación y la manera de sentarnos es esencial, pero también lo es la realización de diferentes ejercicios de estiramiento. En primer lugar destacaremos uno muy sencillo que consiste en estirar el cuello de manera lateral sentados en nuestro propio sitio. Para ello nos colocaremos sentados con las piernas y brazos relajados y mirando al frente. En esta postura llevaremos la cabeza hacia la derecha de manera lateral, haciendo que se estire la parte izquierda y lo mismo haremos con el otro lado. Esto lo realizaremos unas veinte veces por cada lado. Lo mismo realizaremos hacia delante y hacia atrás, solo que en esta ocasión echaremos la cabeza tocando el pecho y luego realizaremos el mismo movimiento hacia la espalda.

También podemos estirar toda la espalda de manera sencilla, simplemente sentados en la propia silla, colocaremos las piernas separadas y ancladas totalmente al suelo, de modo que sean un punto de fijación del cuerpo. En esta postura lo que haremos será doblar nuestra cintura colocando los brazos por detrás de los gemelos mientras intentamos llevar la cabeza lo más abajo que podamos y acercándonos hacia las piernas. Esto lo que hará será ayudarnos a liberar tensiones de la espalda por completo. Eso sí, es necesario que tengamos en cuenta que los estiramientos deben realizarse con suavidad y de manera cómoda para así evitar cualquier daño que nos podamos causar.

Imagen | hiestand24
Video | Youtube/gymintugimnasionline

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario