Claves para almacenar el aceite de oliva en casa y aprovechar al máximo sus propiedades

Claves para almacenar el aceite de oliva en casa y aprovechar al máximo sus propiedades
Sin comentarios

El aceite de oliva, sobre todo en su versión extra virgen, constituye una excelente fuente de ácidos grasos monoinsaturados y compuestos fenólicos  con efecto antioxidante en el organismo. Sin embargo, para aprovechar al  máximo sus propiedades es importante una adecuada conservación por eso, dejamos las claves para almacenar el aceite de oliva en casa de forma  correcta.

Almacenamiento lejos de la luz, el calor y la humedad

El aceite de oliva extra virgen es un producto que puede tener larga vida útil, pero a medida que pasa el tiempo el mismo sufre cambios a poco a poco, tanto en su aroma como en su sabor y también, en sus componentes.

Por ello, un adecuado almacenamiento de este cuerpo graso debería ser en envases opacos que lo protejan de la luz solar y al mismo tiempo, en un lugar seco, ventilado y fresco, pues las altas temperaturas también pueden  propiciar su deterioro, favoreciendo su enranciado.

Así, guardarlo cerca del horno, al lado de la ventana o en lugares en donde  la humedad es alta y los cambio de temperaturas notorios no es buena idea, si buscamos preservar todas las propiedades del aceite de oliva extra virgen.

Despensas oscuras o con luces indirectas, lugares ventilados y sin humedad o alejados de los contrastes térmicos y las fuentes de calor. son la mejor alternativa para almacenar nuestro aceite de oliva.

Jumpstory Download20220328 191200

La nevera, una alternativa poco habitual para su almacenamiento

Si colocamos el aceite de oliva extra virgen en la nevera los cambios pueden retrasarse en este cuerpo graso, sin embargo ocurrirá la solidificación del mismo que posteriormente tardará en licuarse para su utilización habitual.

Por  eso, guardar en la nevera el aceite de oliva no es la mejor alternativa  si lo utilizamos de manera cotidiana, pero sí podemos enfriarlo si pasará  largo tiempo sin utilizarlo o si no tenemos otro espacio fresco y sin luz  directa en nuestra despensa.

Siempre es importante recordar que exponer a la luz, el calor y el oxígeno al aceite de oliva implica propiciar su deterioro. Por ello, las botellas  opacas de lata o de vidrio y las despensas frescas, ventiladas y sin olores intensos siempre son la mejor opción para conservar tanto el sabor y el olor del aceite de oliva extra virgen así como también, sus propiedades y  compuestos beneficiosos para el organismo.

En Vitónica | Nueve trucos sencillos para conservar o alargar la vida útil de éstos alimentos durante más tiempo

Imagen | Jumpstory

Temas
Comentarios cerrados
Inicio