Publicidad

El calabacín, el vegetal del verano

El calabacín, el vegetal del verano
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En verano son muchos los frutos que la naturaleza nos brinda para conseguir una buena salud de la manera más natural posible. En anteriores post hemos comentado lo buenas que son las verduras para el organismo, por este motivo en esta ocasión queremos detenernos es un vegetal propio de esta época del año, el calabacín. Un fruto que nos ofrece infinidad de preparaciones culinarias y que se presenta como una buena alternativa a la hora de elegir qué comer en verano.

El origen del calabacín no es cierto al cien por cien, aunque se atribuye su procedencia a América central y a América del sur. Es un vegetal que está presente en nuestros hogares desde junio hasta septiembre, siendo una de las verduras que reina durante todo el verano en nuestra mesa. Por ello es necesario que sepamos a ciencia cierta los beneficios que vamos a obtener con su ingesta, ya que además de ser un manjar es un aliado de nuestro cuerpo.

Ante todo debemos tener presente que como cualquier vegetal su aporte calórico y graso es escaso, por lo que es un alimento recomendado en todo tipo de dietas. Es un vegetal ligero y fácil de digerir, por lo que su ingesta está recomendada para todo tipo de personas, bien sean niños, jóvenes o ancianos. Por este motivo este alimento goza de gran popularidad y se ha convertido en un imprescindible en la dieta mediterránea.

Entre sus cualidades vamos a destacar el papel que tiene a la hora de hidratar nuestro organismo, ya que gran parte de su contenido, concretamente más del ochenta por ciento de su contenido, es agua, lo que nos ayudará a conseguir una perfecta hidratación en los meses de verano, época en la que el cuerpo más lo necesita. Esto precisamente es lo que hace que el calabacín sea un alimento diurético que nos ayuda a eliminar los líquidos y las toxinas que nos sobran del cuerpo.

Entre los nutrientes que nos brinda hay que destacar su alto aporte mineral. Vamos a resaltar minerales como el fósforo, el magnesio, el hierro, el calcio y el yodo, artífices del correcto funcionamiento del organismo y necesarios para mantener unos niveles adecuados de electrolitos en el organismo, precisamente en una época en la que perdemos grandes cantidades a través del sudor. Además, estos minerales nos ayudarán a asimilar correctamente los nutrientes que nos brindan otros alimentos.

El aporte vitamínico también es algo que debemos destacar cuando nos referimos al calabacín. Como buen vegetal está compuesto por altas cantidades de vitaminas entre las que vamos a destacar la vitamina C, necesaria para mejorar las defensas y proteger al máximo las células del efecto de los radicales libres. También destacables son los aportes de vitaminas del grupo B como la vitamina B1, B2 y B6, necesarias para conseguir unos buenos tejidos corporales.

A esto hay que sumar el sabor agradable del calabacín, que lo convierte en el ingrediente perfecto de cualquier plato, pues nos da la opción de poder prepararlos frito, asado, guisado, en puré, al vapor… Por ello debemos hacer del calabacín un alimento presente en nuestra dieta, y más en esta época en la que está en su mejor momento y sus valores nutricionales adquieren su mayor apogeo.

Imagen | ZazaSVQ

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir