Publicidad

Para no engordar o prevenir la obesidad, aumentar el consumo de frutos secos podría ser de gran ayuda

Para no engordar o prevenir la obesidad, aumentar el consumo de frutos secos podría ser de gran ayuda
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los frutos secos son un grupo de alimentos de excelente calidad nutricional pero concentrados en calorías, ante los cuales muchas personas que intentan adelgazar tienen precaución. Sin embargo, un reciente estudio señala que para no engordar o prevenir la obesidad, incrementar el consumo de frutos secos podría ser de gran ayuda.

Más frutos secos y menos aumento de peso

La investigación que analizó datos de más de 300 mil personas durante más de 20 años, para establecer la relación entre el consumo de diferentes frutos secos y también de cacahuetes (aunque son una legumbre) y el riesgo de obesidad así como el aumento de peso en el tiempo.

El aumento de peso entre todos los participantes fue de 0,32 kilos cada año de media, pero un mayor consumo de frutos secos se asoció con un menor aumento de peso a largo plazo y un menor riesgo de volverse obeso. 

Concretamente un aumento en el consumo de frutos secos de sólo media ración diaria (14 gramos) se asoció a un riesgo menor de ganar dos o más kilos de peso en el periodo de cuatro años, así como un 15% menos riesgo de tener obesidad.

Esto no sólo puede deberse al poder antiinflamatorio de los frutos secos por sus componentes sino también, a su capacidad de saciar al organismo por tener fibra y proteínas vegetales, así como exigir masticación.

Sus grasas sanas también pueden favorecer el descenso de peso y por la investigación en cuestión se sabe que puede ser de gran utilidad usar frutos secos para reemplazar patatas fritas, postres, carnes rojas o procesadas y así, reducir el aumento de peso a largo plazo.

Imagen  | Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir