Compartir
Publicidad

La técnica de Alexander ayuda a combatir el dolor de espalda

La técnica de Alexander ayuda a combatir el dolor de espalda
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los tiempos que corren, con trabajos cada vez más inactivos y estresantes, son frecuentes los dolores de espalda, cuello y cabeza, producto no sólo de las malas pasturas, sino también de las tensiones acumuladas a lo largo del día.

El remedio para estos males no sólo es la relajación y el descanso adecuado, sino también el ejercicio físico y el trabajo consciente con el cuerpo que permita adoptar posiciones correctas.

Una técnica desarrollada por Frederick Alexander en el siglo XIX ha demostrado en un nuevo estudio, que la educación del cuerpo, combinada con la actividad física adecuada, resulta eficaz contra las lumbalgias crónicas.

La técnica de Alexander no es una terapia alternativa ni un tratamiento para determinadas dolencias, sino que consiste en desarrollar la autoconsciencia del movimiento corporal en relación con la salud.

Es una técnica de aprendizaje para comprender cómo está diseñado el cuerpo para dejarle funcionar correctamente y así, conseguir un buen uso de nuestra mejor herramienta.

En sesiones individuales o grupales el alumno observa cómo se mueve en su vida cotidiana y aprende a corregir posturas erróneas, mejorando así, el funcionamiento del cuerpo.

Durante la investigación se compararon los efectos de distintos métodos y terapias tales como masajes, ejercicios recomendados y lecciones de educación corporal, así como combinaciones entre éstos.

Algunos de los evaluados debía caminar 30 minutos por día, 5 veces a la semana, otros se sometieron a sesiones de masajes, recibieron lecciones de la técnica de Alexander o siguieron otros tratamientos.

Si bien muchos de los métodos resultaron efectivos, sus beneficios no se prolongaron a largo plazo. Mientras que la técnica de Alexander combinada con ejercicio físico adecuado permitió reducir la dolencia en un 40 a 45%.

Ésta técnica que permitió a su creador combatir sus problemas en las cuerdas vocales, ahora confirma científicamente que, junto al ejercicio, puede aliviar crónicamente, la lumbalgia.

Si bien no existe una clave única que pueda poner fin a los dolores de espalda, la actividad física adecuada y ser conscientes de cuáles son las malas posturas y movimientos causantes del malestar, pueden ser un recurso más que eficaz que permita reducir los dolores y mejorar así, la calidad de vida de los afectados.

Además, conocer cuáles son las posturas correctas para el adecuado funcionamiento del cuerpo no sólo permite reducir dolencias, sino que puede ayudarnos a prevenir otros tantos males como son, por ejemplo, las lesiones deportivas.

Vía | El Mundo Más información en | Técnica de Alexander En Vitónica | Lumbago: qué es y cómo tratarlo En Vitónica | Consejos para evitar el dolor de espalda En Vitónica | Ejercicios para relajar la musculatura de la espalda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos