Compartir
Publicidad

¿Es el Yoga el compañero perfecto del corredor?

¿Es el Yoga el compañero perfecto del corredor?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Correr no es solo correr: a los distintos entrenamientos de carrera que realizamos a lo largo de la semana y que pueden ser de calidad (series, fartlek) o tiradas más largas para sumar kilómetros, hay que añadir el trabajo de fuerza, los estiramientos, la técnica de carrera y el trabajo de otras capacidades físicas básicas como la coordinación o la flexibilidad.

Puede que ahora mismo estés pensando "¿todo eso tengo que trabajar?": sí, si quieres ser un buen corredor y ahorrarte lesiones por el camino. Una de las disciplinas más útiles para trabajar estas capacidades físicas que nos benefician en la carrera es el Yoga, y a continuación te explicamos por qué.

Por un lado, la práctica del Yoga, sobre en variantes como el Hatha, el Vinyasa o el Ashtanga Yoga, nos aporta un buen entrenamiento de fuerza con nuestro propio peso corporal. Tanto el Ashtanga como el Vinyasa Yoga son variantes muy dinámicas de esta disciplina, que nos ayudarán además a trabajar la coordinación. La práctica del Yoga puede ayudarnos a trabajar la musculatura de nuestras extremidades pero también la de la zona central de nuestro cuerpo, que colabora a la hora de mantener una postura correcta mientras estamos corriendo.

Fuerza, flexibilidad, mejora de la respiración... El Yoga es uno de las mejores actividades complementarias para los corredores

La respiración es un punto muy importante para los corredores, como hemos hablado en anteriores ocasiones, y lo es igualmente para los yoguis. Durante la práctica de Yoga el control de la respiración tiene una especial importancia: se realizan diferentes tipos de respiraciones hasta llegar a la respiración completa o en cuatro fases, algo que podemos extrapolar luego a nuestros entrenamientos de carrera.

El trabajo de la flexibilidad y los estiramientos musculares también son una parte importante del Yoga, ya que nos exige una buena movilidad para realizar muchas de las posturas o asanas de las sesiones. Uno de los principales males del corredor es el acortamiento de la musculatura, sobre todo en el caso de los flexores de la cadera y de los isquiotibiales, y la práctica del Yoga puede sernos muy útil en este sentido.

El Yoga es, sin duda, uno de las mejores actividades complementarias para los corredores de cualquier distancia, ¿has comenzado a practicarlo ya?

Imagen | iStock
En Vitónica | Las lesiones más frecuentes del corredor y cómo evitarlas
En Vitónica | Las claves de la postura del perro boca abajo en Yoga

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos