Compartir
Publicidad

Pautas para colocar adecuadamente el sillín y el manillar al hacer spinning

Pautas para colocar adecuadamente el sillín y el manillar al hacer spinning
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El spinning o ciclo indoor es una actividad que hoy en día se ofrece casi en todos los gimnasios. Por este motivo son muchos los seguidores de un deporte encaminado a conseguir un correcto funcionamiento cardiaco a la vez que trabajamos una parte importante del cuerpo, el tren inferior. Durante la realización de esta actividad llevamos a cabo un gran movimiento de piernas y mantenemos una postura fija en la bicicleta, por lo que es importante que sepamos cómo colocar el sillín y el manillar para que no corramos el riesgo de lesionarnos al practicar spinning.

Las bicicletas que utilizamos a la hora de practicar spinning están preparadas para todo tipo de personas, por lo que sus componentes están pensados para poder regularse a nuestras características físicas. Esto es importantísimo, pues si no lo hacemos así en primer lugar no podremos llevar a cabo la actividad y mucho menos seremos capaces de aguantar una clase se spinning. Para ello vamos a tener en cuenta dos partes de la bici, el sillín y el manillar, que son las que vamos a regular siguiendo una serie de variables.

No todos tenemos la misma altura ni longitud en las piernas, por ello es esencial que regulemos el sillín de la bici, para conseguir esto lo que haremos será colocarnos al lado de éste y bajarlo a la altura de nuestra cadera. Una vez lo tengamos así nos subiremos a la bici y meteremos los pies en las sujeciones de los pedales. Es importante que comprobemos que al pedalear la pierna se mueve sin dificultad y al llegar abajo del todo no se estira por completo. Esto es esencial, pues debemos evitar que al estirarse la pierna nos obligue a inclinarnos hacia un lado porque la pierna es más corta que la distancia que separa al sillín y el pedal. Para ello lo debemos comprobar primero antes de lanzarnos a practicar spinning.

Una vez tengamos regulado el sillín procederemos a equilibrar el manillar, que es otra de las partes importantes de la bicicleta que va a marcar la ejecución de nuestra actividad. El manillar debe permanecer a la misma altura que el sillín. No es aconsejable elevarlo en exceso ni bajarlo tampoco mucho, ya que debemos propiciar una postura en al que el trasero quede hacia atrás y los brazos lo más estirados posible para tener espacio para movernos fácilmente y evitar que la espalda esté doblada y se nos carguen partes que no deben intervenir a la hora de hacer spinning.

Imagen | KevinSaunders

En Vitonica | ¿Cómo poner el sillín de la bici a la altura adecuada? En Vitonica | Puntos claves a considerar cuando hacemos spinning En Vitonica | El spinning y las diversas técnicas de pedaleo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos